Los 76ers confirman que se quedan con T.J. McConnell

Faltaba que fuera oficial, puesto que desde principios de mayo era algo que se había filtrado desde las oficinas centrales de los . Así, junto con la continuidad de Richaun Holmes, Philaldelphia anunció lo propio respecto a , quien estaba sujeto a lo que decidiera la franquicia, puesto su contrato de la 2018-19 dependía de una Team Option que los Sixers han ejercido.

Contrato barato y rentable

El base, una de las piezas más notables de la segunda línea de los 76ers, no se puede decir que esté esquilmando las arcas de la entidad. Siempre ha operado con contratos baratos y muy rentables, fruto del acuerdo firmado en septiembre de 2015 por el mínimo salarial y cuatro cursos. Una apuesta de los Sixers que incluía muchas cláusulas, algunas opciones de equipo, como esta que hemos visto, y poco dinero garantizado de partida. T.J. McConnell, quien no salió elegido en el Draft de 2015, ha ido superando etapas y ahora a sus 26 años y después de tres cursos en la NBA, promedia 6,4 puntos, 5,1 asistencias y 1,3 robos en 22,9 minutos de media para 238 partidos (69 de titular).

Ahora, T.J. McConnell entra en su cuarta campaña como profesional con 1,6 millones de dólares de salario completamente asegurado tras hacerse oficial la renovación por parte de los 76ers.

El director de juego ha acumulado, hasta la fecha, algo más de 3 millones de dólares en salarios. Su mejor curso, el 2016-17, donde fue titular en medio centenar de encuentros. Ahí, sus 534 asistencias totales le hicieron ser el octavo mejor asistente de la campaña en toda la NBA.

En playoffs, T.J. McConnell debutó esta temporada, coniciendo con la vuelta de Philadelphia a las eliminatorias por el anillo después de años de ausencia. Jugó 10 duelos, 2 de ellos como titular, para 5,5 puntos y 2,3 asistencias.