Los Cavaliers podrían apostar por la continuidad de Tristan Thompson este verano


El pívot es agente libre y podría negociar de manera libre con cualquier equipo

Con la temporada 2019-20 empezada, Tristan Thompson pidió salir de los Cleveland Cavaliers. El proyecto campeón en 2016 quedó hecho jirones y el pívot deseaba recalar en un lugar donde tuviera opciones de pelear por frutos de mayor envergadura. No casaba con la reconstrucción que Koby Altman, general manager, estaba desatando en Ohio.

Para colmo, antes del final del mercado de traspasos, en febrero, los Cavs se hicieron con Andre Drummond en lo que resultó una práctica carta de despedida a Thompson. No fue traspasado en invierno tras no encontrarse ningún trato convincente, sin embargo sí sería agente libre al término de la campaña y entonces podría elegir destino de manera independiente, sin tener que depender de terceros. Quedaba pues su futura salida de Cleveland bastante encaminada; hasta sellada podríamos decir.

En las últimas fechas, con los Cavaliers ya de vacaciones tras no ser incluidos en la reanudación burbuja de Orlando, esta perspectiva podría haber cambiado. En Cleveland podrían desear renovar a Tristan Thompson. Lo confirmó el periodista Chris Fedor en el diario Cleveland Plain Dealer.

“Muchas fuentes dicen a cleveland.com que los Cavs quieren que Thompson se quede. Las oficinas discutieron una extensión al principio de esta temporada. Aunque esas conversaciones se rompieron y los Cavs adquirieron a Andre Drummond, los Cavs planean al menos intentar firmar otra vez a Thompson en esta postemporada. Incluso si es por un año, algo beneficioso que permitiría al jugador entrar otra vez en la agencia libre de 2021, cuando más equipos tendrán espacio salarial y el impacto del COVID-19 se haya suavizado”, podía escribir Fedor.

Firmar un año

Tristan Thompson no encaja demasiado en el perfil de jugador que Cleveland necesita durante su peregrinación por el desierto. Por experiencia e impacto económico. No obstante, la opción de firmar un solo año y volver a ingresar en la agencia libre de cara al 2021 podría ser interesante. De esa manera el jugador podría asegurarse no perder demasiados millones por el camino debido a haber salido al mercado en el peor momento.

Otro de los grandes problemas para garantizar la continuidad de Thompson sería la presencia de Drummond, quien tiene una opción de jugador (28,7 millones de dólares) para seguir en su contrato actual. Todo parece indicar que el pívot titular de los Cavs desde febrero aceptará esa opción y seguirá un curso más en Cleveland antes de saltar al mercado.

Drummond sería, en todo caso, el titular. En caso de que Thompson volviera tendría que hacerlo como jugador de refuerzo.

Thompson ha promediado este curso 12 puntos y 10,1 rebotes, 2,1 asistencias y 0,9 tapones en 30 minutos por noche. Si bien su presencia no resulta crucial y hasta flojea en aspectos como la defensa, sí es un especialista en artes de rebote (sobre todo ofensivo, donde posee el tercer mejor ratio de la temporada) que pueden dar un plus a conjuntos con carencia de centímetros.

Así, los Cavs explorarán este verano la posibilidad de tener de vuelta a Tristan Thompson. Pero lo más lógico resultaría que el pívot volase del nido en el que lleva desde su llegada a la NBA (2011) para firmar por otro equipo.

(Fotografía de portada: Rob Carr/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.