Los Grizzlies podrían esperar a febrero para dar salida a Iguodala

Los Memphis siguen sin tener ninguna prisa en dar salida a , veterano jugador (35 años, 36 en enero) que permanece en la plantilla de Tennessee pero que no está previsto que dispute ningún encuentro esta temporada con el equipo que dirige Taylor Jenkins. ¿Para qué entonces adquirieron los a Iguodala el pasado verano en un traspaso con Golden State? Porque llegó de medio rebote, inesperado, e imaginaban que su contrato sería altamente susceptible de ser incluido en algún traspaso (son un equipo en plena reconstrucción). Sin embargo, la misión inicial se está dilatando más de lo que todo el mundo esperaba.

De hecho, en Memphis no poseen intención de rescindir el contrato de Iguodala antes del mes de febrero, fecha en la que se cierra el período hábil para traspasos en la NBA, tal como pudo contar el periodista Sean Deveney en un artículo para el portal Heavy.com. No le cortarán a menos que no encuentren un traspaso satisfactorio antes de dicha fecha; lo cual no quita para que todos los equipos interesados en Iguodala estén esperando que quede libre para poder lanzarse a por su fichaje.

No es sencillo el tránsito de Iguodala vía traspaso a otro equipo debido a los 17,1 millones de dólares que está llamado a percibir esta temporada. Ese elevado caché hace que los equipos con aspiraciones de playoffs apenas dispongan de nada interesante de lo que quieran desprenderse y que pueda interesar a los Grizzlies. Por ello, todos los pretendientes están esperando a que la paciencia de Memphis se agote y terminen cortando su contrato en algún momento de la temporada 2019-20. Es más, saben y cuentan con que si llega febrero y la situación sigue igual, en los Grizzlies no tendrán más remedio que ceder y dejar libre a su jugador.

Una primera ronda

La franquicia de Tennessee ha estado demandando una primera ronda del draft a cambio del traspaso de Iguodala en sus negociaciones, sin embargo nadie agarró el cebo lanzado por los Grizzlies. Lo intentarán al máximo antes del deadline de traspasos en febrero (el próximo día 6), y si sigue sin haber fumata blanca, entonces sí que no tendrían reparos en cortar el contrato de un Iguodala que será agente libre en el verano de 2020 bajo los mandatos de su vinculación actual.

En esa última narrativa sería donde entrarían de lleno todos los equipos interesados en Iguodala (que no son pocos) para intentar su fichaje. Un buen número de candidatos al anillo han preguntado por él desde el pasado julio y los Lakers parecen el mejor situado para contratarle si en algún momento puede firmar como jugador sin equipo.

En cualquier caso, la situación parecer seguir yendo para largo. Como mínimo, hasta febrero.

(Fotografía de portada: Thearon W. Henderson/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Los Brooklyn Nets incorporan a Iman Shumpert

Sam Presti, otro que gustaría como presidente de los Knicks

Siguiente