Los Knicks, interesados en la continuidad de Maurice Harkless

El alero se encuentra en su último año de contrato por valor de 11,01 millones de dólares

Según fuentes cercanas al diario NY Post, los New York del nuevo dirigente Leon Rose podrían estar interesados en ofrecerle la renovación a , quien se encuentra en su último año de contrato valorado en 11,01 millones de dólares.

Harkless, formado en la Universidad de St. John’s, llegó a los Knicks mediante traspaso procedente de Los Angeles Clippers en la operación por Marcus Morris. Pese a que muchos dirigentes de la liga esperaban una desvinculación por su parte y que firmara por un equipo con opciones de playoffs, decidió continuar ligado al conjunto dirigido por el interino Mike Miller.

En sus 12 partidos con los Knicks (10 como titular) ha promediado 6,8 puntos, 3,3 rebotes y 1,7 asistencias en 23,8 minutos de juego. Su versatilidad y su impacto en la defensa ha impresionado al mencionado Miller, quien le ha colocado como alero titular en las últimas jornadas.

“La gente suele utilizar mucho el término versatilidad, pero cuando veo los vídeos de los partidos, observo las cosas que hizo que ni siquiera me di cuenta en el momento”, señaló Miller. “Ha tenido bastante impacto en nuestro equipo. Algunas han sido muy sutiles. Hay que observarle de cerca para darte cuenta de las cosas que suceden. Hizo bloqueo, creó esa asistencia y ese lanzamiento, todo empezó con su defensa… Ha estado haciendo un gran trabajo para nosotros”, explicó.

Además del futuro de Harkless, los Knicks deberán decidir las opciones sobre los jugadores Taj Gibson, Bobby Portis, Wayne Ellington, Elfrid Payton, Reggie Bullock y también de Damyean Dotson, quien puede convertirse en agente libre restringido.

(Fotografía de portada: Elsa/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Stephon Marbury facilita la llegada de 10 millones de mascarillas a Nueva York