Los Pelicans están enseñando a Williamson a andar y correr de manera diferente

Su recuperación podría acelerar y entrar en la última fase a partir de la llegada de enero

La madre de todas las rehabilitaciones. Eso es lo que se encuentra atravesando en estos momentos con los New Orleans , tras sufrir un desgarro en el menisco de su rodilla derecha por el cual tuvo que pasar por el quirófano.

Si hubiera dependido de él, el llamado a ser novato más destacado este curso ya habría emitido su debut en la temporada 2019-20, tal como pudo admitir el propio Zion al periodista Jorge Sedano (ESPN) antes del partido del día de Navidad ante Denver. Él estaría ya destrozando aros y sobrevolando tableros, sin embargo desde la franquicia le están obligando a seguir un calendario muy pausado de acontecimientos.

Tan manido y escrupuloso es el programa de recuperación de Williamson que los Pelicans hasta le están enseñando un modo alternativo de desplazarse, como reveló el propio jugador. Zion admitió que los técnicos y especialistas de New Orleans están tratando de enseñarle a andar y a correr de una manera diferente a la que venía haciéndolo habitualmente en toda su vida; la intención de esta medida tan poco usual sería la de que todo su potencial físico no se erosionase a sí mismo con el paso de los kilómetros y las temporadas, cosa probable con una carrocería tan potente, tan única.

Ya han pasado casi nueve semanas desde su operación en el menisco dañado (las previsiones iniciales decían de seis a ocho de baja) y Williamson permanece ansioso, loco, por debutar. Como decimos, ya lo habría hecho desde hace tiempo si hubiera sido por él, pero Zion afirma confiar en el proceso que desde los Pelicans le están haciendo seguir de manera tan ortodoxa.

Una investigación única

Claro, los New Orleans Pelicans encontraron en Zion Williamson un producto nunca antes visto en la Liga. Un alienígena de menos de dos metros de altura (1.98) y casi 130 kilos de peso. Un envoltorio con dinamita por todas partes y que al mínimo contacto equivocado entre cables podría echarse a perder pro completo. Por eso los Pelicans están avanzando con pies de plomo, realizando multitud de investigaciones para encontrar un modo que aleje los hábitos físicos de Zion de la autodestrucción. Esas rodillas y ese tren inferior podrían haber estado demasiado expuestos con el caudal de fuerza infundida por el resto de su cuerpo; por eso New Orleans camina tan despacio con todo lo que respecte a su novato insigne. No quieren que el juguete se rompa antes de usarlo, como ocurrió con las molestias en la rodilla que derivaron en operación de menisco y todavía le impiden debutar.

Dos o tres entrenamientos

Zion Williamson ha retomado la actividad en pista, pero de momento sus ejercicios se limitan a tiros en solitario o ejercicios de grupo sin oposición; todavía no ha dado el salto de participar en tres contra tres o situaciones reales de cinco contra cinco. Se espera que a lo largo de los primeros días de enero pueda empezar con este tipo de prácticas y desde entonces encarará la última posta de su longeva recuperación.

ESPN pudo saber que los Pelicans desean que Zion complete dos o tres entrenamientos en plenas condiciones antes de que pueda emitir su debut definitivo. Entonces, a partir de la llegada del año 2020, si todo va bien en dichas prácticas, el bautismo oficial del hijo pródigo podría producirse pronto.

El aperitivo de Zion Williamson llegó en pretemporada, cuando el alero (por decir algo) promedió 23,3 puntos, 6,5 rebotes y 71,4 por ciento en tiros de campo en los cuatro partidos que disputó. Dejó a todo el mundo resbalando entre litros de saliva, pero después de esas participaciones empezó a sentir dolores en la rodilla y tuvo que ser intervenido en el menisco.

Parece el cuento de nunca acabar este de Zion, sin embargo si los Pelicans consiguen corregir ciertos hábitos caníbales de la aerodinámica del jugador, habrá merecido la pena con creces. Su futuro como jugador y estrella NBA está en juego.

(Fotografía de portada: Chris Graythen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Luka Doncic podría volver este jueves, ante los Spurs, de su lesión en el tobillo

Alec Burks, posible objeto de traspaso antes del ‘deadline’ de febrero

Siguiente