Los Warriors renuevan el contrato de su presidente, Bob Myers


Los grandes interrogantes de los Golden State Warriors de cara al mercado estival residen en la continuidad o no de Kevin Durant y de Klay Thompson. En la Bahía pueden ofrecerles el contrato más lucrativo posible (220 millones y 190 en cinco años), pero está por ver si el reto deportivo en la mudanza a San Francisco es el que más convence a ambos. Sobre todo en el caso del dos veces MVP de las Finales parece que todo está en el aire.

De manera natural, lo más cómodo para Durant después de la grave lesión sufrida en el tendón de Aquiles, sería seguir en los Warriors. ¿Por qué? Debido a que su responsabilidad en el equipo nada más volver de una lesión tan importante se vería muy amortiguada por la presencia de Stephen Curry, Klay Thompson (si continuase) o Draymond Green. En cualquier otro lugar, la exigencia total sería para él inmediata y eso no estaría demasiado bien reñido con haber estado muchos meses fuera, con el Aquiles maltrecho.

En cualquier caso, los Warriors llevan tiempo ya lamiéndose las heridas de cara a la temporada que viene. Aunque la plantilla que pudieran presentar en octubre no fuera su mejor versión en los últimos años, por las lesiones, en Golden State ya trabajan para tener a todas sus piezas de vuelta.

Empezando por Bob Myers, presidente de operaciones de la entidad. Según pudo adelantar el periodista Marc Stein (N.Y. Times), Golden State poseía muy avanzados los trámites para tener de vuelta a Myers; los Warriors estaban planeando una extensión de contrato por varios años, para que el dirigente liderase los próximos años deportivos en la organización. Y lo han terminado confirmando. Como pudo anunciar la propia franquicia este viernes, Myers ha sido renovado con un nuevo contrato multi-anual.

Ha ocurrido lo mismo con uno de los adjuntos de Myers, Rick Welts, a quien la franquicia también ha estirado su compromiso por varios años más.

El coste de la reestructuración

Nada tendrá que ver la inversión de los Warriors en Myers y Welts comparada con lo que tendrá que apoquinar el equipo de la Bahía si quiere tener de regreso a todos sus jugadores. Como ha podido relatar la periodista Ramona Shelburne junto a Brian Windhorst (ambos ESPN), el coste que tendrá para los Warriors ofrecer sendos contratos máximos a Klay Thompson y Kevin Durant será histórico, disparatado, a simple vista inasumible

Según las cifras manejadas por este artículo en ESPN, el coste total de la plantilla podría rondar los 375 millones de dólares, incluyendo 200 solo en gasto por rebasar el impuesto de lujo. Recordemos en este punto que el límite salarial de cara al curso que viene estará impuesto en 109 millones, por lo que en la Bahía gastarían casi cuatro veces eso en presupuesto para armar la plantilla.

La manera a través de la cual los Warriors podrían hacer frente a semejante disparate de gasto, si Thompson y Durant decidieran quedarse, sería a través de su nuevo pabellón en San Francisco, el Chase Center. Está previsto que la nueva casa del equipo granjeé más de 200 millones de beneficios anuales solo en venta de localidades para asistir a los encuentros.

Así, el gasto de mantener junto a todo el grupo campeón sería altísimo, prohibitivo, quimérico, pero los Warriors podrían asumirlo debido a los desorbitados beneficios que les surtirá el nuevo pabellón.

(Fotografía de portada: Ezra Shaw/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.