Los Warriors probarán a Dragan Bender con un contrato de 10 días

Los Golden State parecen haberle cogido el gusto a eso de ir rebañando viejas glorias —aunque son aún insultantemente jóvenes— de los Phoenix Suns. Si esta temporada contaron desde el inicio con los servicios especiales de Marquese Chriss, que no cuajó en Arizona, ahora probarán de manera similar el nivel de oxidación que reina en .

La entidad de la Bahía y Bender tienen pensado firmar un compromiso de diez días el próximo domingo, tal como pudo hacerse eco el periodista Adrian Wojnarowski (ESPN).

El ala-pívot fue cortado por los Milwaukee Bucks a principios de este mes para que la entidad de Wisconsin hiciera hueco en su plantilla a Marvin Williams. Por ello, Bender había quedado libre y los se han animado a emitirle el contrato temporal de prueba. Sin nada que perder o ganar en la temporada, este tipo de vinculación no implica riesgo alguno para Golden State y podría ser el antídoto que estaba esperando todo un número 4 del draft de 2016 que nunca llegó a responder a tal consideración en la NBA.

Desde su campaña de novato se vio que Bender estaba demasiado verde. 19 años que al menos invitaban a pensar que su cocción era cuestión de tiempo. De kilómetros y partidos. Perdieron la paciencia en Phoenix antes de tiempo. Tres temporadas con 6,5 puntos como promedio superior fueron suficientes. Los Suns rompieron con todo y decidieron no renovar a uno de los jóvenes que estaban llamados a dar continuidad a la rebelión que lideraba Devin Booker.

Pasó Bender a probar suerte en los Milwaukee Bucks esta temporada. Un destino bastante acotado a sus destrezas, donde todo lo que había que hacer era meter algún que otro triple de vez en cuando al tiempo que se alisaban las arrugas a la alfombra roja interior de Giannis Antetokounmpo. Pero tampoco encontró su lugar en Wisconsin. Bender solo jugó siete partidos y un total de 91 minutos, totalmente fuera de la rotación que prepara Mike Budenholzer.

Nunca mostró fiabilidad, en general ni el tiro que sí se le presuponía antes de aterrizar en la NBA. De gran proyecto europeo (nacio en Bosnia) Bender pasó a incógnita gigante; y después (ahora) a proyecto de viejo chasco con tan solo 22 años. Los Golden State Warriors intentarán despertar al joven que un día pudo ser número 4 del draft y apuntaba a uno de los nuevos jóvenes ilustres del viejo continente.

En caso de que la jugada saliese bien, Dragan Bender podría ir encadenando más contratos temporales (máximo de tres) hasta, llegado el caso, firmar uno para el resto de la temporada. Y si no, si insiste en replicar su letargo individual, en la Bahía podrán no renovarle el contrato pasados diez días. Y san se acabó.

(Fotografía de portada: Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Nikola Jokic ha perdido más de 10 kilos desde el inicio de temporada