Los Warriors reservan la excepción de traspaso de Iguodala para una ‘oportunidad especial’


Golden State Warriors quiere mejorar su plantilla de cara al curso 2020-21, pero no a cualquier precio. Según informa Anthony Slater de The Athletic, la organización californiana estaría en disposición de usar la excepción de traspaso lograda con la salida de Andre Iguodala a Memphis Grizzlies solo si surge una ‘oportunidad especial’, algo que en estos momentos se antoja más que complicado.

Recordemos que una excepción de traspaso se puede utilizar para absorber contratos en intercambios de jugadores sin devolver salarios proporcionales. En el caso que nos ocupa, los de San Francisco obtuvieron una trade exception por un valor algo por debajo de los 17,2 millones de dólares. ¿Es una oportunidad para retocar el roster? Sí, pero quizás no tanto como parece a primera vista.

El valor de tal excepción crece respecto a que no pocos equipos querrían rebajar su gasto en salarios a cambio de ella, pero claro, la pregunta para Golden State es qué jugador conseguirían de vuelta. Las excepciones comerciales no se pueden agregar al salario de un jugador que llegue en un hipotético traspaso, por lo que estaríamos hablando de incorporar una pieza cuyos emolumentos estuviesen justo en esos 17,2 millones de dólares. Claro está que podrían conseguir un jugador que les ayude, pero en ningún caso sería una estrella o, dicho con otras palabras, una ‘oportunidad especial’. Ante este escenario, el citado periodista recalca que lo más probable que es que esta excepción expire en el periodo entre temporadas sin que se haga uso de ella.

¿Oportunidad perdida?

Podría verse así, pero lo cierto es que la economía aprieta. Aún con el número dos del draft como gran valor para buscar reforzarse, más allá de tal pick tienen poco que ofrecer. Quizás Andrew Wiggins más esa apetecible selección podría reportarles algo interesante; e incluso podrían testar el valor comercial de Eric Paschall. Más allá de esas conjeturas, las puertas se cierran. Sumar a su lista un veterano importante con la excepción de traspaso podría ser el camino acertado para ir a por el anillo en 2021.

Situación financiera precaria

Pero volvemos a lo anunciado, a una situación financiera que se antoja precaria. La pandemia ha golpeado fuerte a todos, y los Warriors no son una excepción. En sus fantásticos años pasados habían generado enormes ingresos, algo que les condujo a trasladarse a San Francisco estrenando en el inicio del curso 2019-20 el flamante Chase Center. La cuestión es que sin público el pabellón ha dejado de generar ingresos. Para completar el puzzle hay que sumar otras piezas como el contrato televisivo local que firmaron durante la temporada 2010-11. Sí, fue antes de la explosión del equipo y su repercusión económica está muy por debajo de la realidad actual de la organización.

Por si el hecho de que los factores ‘externos’ no acompañen fuese insuficiente, el gasto salarial del equipo está simplemente disparado. Para la temporada 2020-21 tienen comprometidos 130 millones de dólares con Stephen Curry, Klay Thompson, Draymond Green y Andrew Wiggins; es decir, se acercan a los 132,7 que marcaron el curso pasado el impuesto de lujo. A falta de conocer cómo quedan las cifras para la próxima campaña tras la negociación entre NBA y Sindicato de Jugadores (NBPA), el contexto para ser agresivos en el mercado no termina de acompañar.

(Fotografía de Ezra Shaw/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.