Los Warriors y su regeneración en el desierto

Los Golden State (4-19) son el peor equipo de la NBA en estos momentos. La temporada está prácticamente desechada, perdida, con Stephen Curry y Klay Thompson lesionados de larga duración y el resto del corral habiendo perdido la cabeza entre ausencias y resultados negativos. El representante de la Conferencia Oeste en las últimas cinco Finales de la NBA (tres veces campeón) vive sus horas más bajas en mucho tiempo. Y aun en unas condiciones tan precarias, el resto de directivos de la competición teme que la organización de la Bahía pueda gestionar sus actos para conseguir posiciones muy ventajosas en el corto plazo. Podrían hacer que su deplorable situación deportiva se convirtiera en fortaleza para el siguiente asalto. Toda una regeneración en plenas dunas del desierto.

Dicho de otro modo, el viaje guiado por las catacumbas de la Liga les puede valer para conseguir una ronda muy alta en el draft del año 2020. Hasta podrían situarse como el equipo que partiese con mayores opciones para la lotería si los acontecimientos se siguen replicando en el sentido de las últimas semanas; con una derrota detrás de otra (14 en los últimos 16 partidos).

La vuelta de D’Angelo Russell a la rotación podría mitigar la caída del equipo de Steve Kerr en cierto modo, pero el golpe les dejará en el vagón de cola de la competición. Sí o sí. Ese año sabático, totalmente en blanco, de los Warriors podría servir para pescar a uno de los grandes talentos de la próxima cosecha de novatos. Llámese James Wiseman, R.J. Hampton, LaMelo Ball o como sea. Pero sí que es cierto que su año en el infierno les permitirá volver con mayor fuerza el curso siguiente. De la manera que sea.

“La gente con la que hablo en la Liga está verdaderamente preocupada por que (los Warriors) van a traspasar esa primera ronda del 2020; por que pueden hacerse con un jugador All-Star a cambio de esa elección”, pudo alegar Tom Haberstroh, insider de NBC Sports, durante la retransmisión del partido Warriors-Hornets del miércoles.

“O si obtienen a un Luka Doncic (eso está complicado) en el draft, también hay directivos aterrorizados por eso. Así que esa ronda del draft 2020, añadiéndola al grupo que ya tienen, y con Eric Paschall dando un paso adelante, tío, creo que todo el mundo intentará hacer un año sabático como el suyo en el futuro”, añadía Haberstroh.

De esa manera, hasta en el lodo más pegajoso como el que están encontrando, los Warriors cogerán carrerilla para poder volver más fuertes. Es una cura de humildad verse tan hundidos, pero cuando Curry y compañía estén de vuelta, podrán tener ayuda extra gracias al año que pasaron en el desierto. Ya sea en formato de jugador consagrado, nuevo joven prometedor o como sea, Golden State saldrá reforzado de una de las peores temporadas que se recuerdan en la Bahía.

(Fotografía de portada: Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Trae Young, otro ‘sophomore’ que lidera el último medio siglo

LeBron responde a la ‘acusación’ de los locutores de Utah

Siguiente