Markieff Morris jugará en Detroit Pistons

La franquicia de Michigan se hace con los servicios del ala-pívot para reforzar su frontcourt

Detroit contará con en su plantilla de cara a la temporada 2019-20. El ala-pívot de 29 años, quien disputó el pasado curso entre Oklahoma City Thunder y Washington Wizards, se ha comprometido con los de Michigan, una franquicia en la que curiosamente estuvo su hermano, Marcus, durante dos campañas (2015-16 y 2016-17).

Markieff aterriza en la Motown tras un año complicado en el que las cosas no empezaron bien en la capital de california, y tampoco terminaron mucho mejor ya en OKC. Sus números, como siempre, estuvieron a buen nivel, promediando en ambos casos un 33% en triples; sin embargo, el resultado en el contexto colectivo no fue el deseado. En Washington todo se vino abajo con las lesiones de John Wall y Dwight Howard. En Oklahoma City la pronta eliminación ante Portland dejó igualmente un sabor amargo.

Ahora inicia una nueva aventura. Los Pistons, equipo que cuenta con una de esas parejas interiores que ya se ven poco en la NBA (Blake Griffin y Andre Drummond) quieren seguir estando en playoffs, pero no como mero ‘espectador’. El curso pasado fueron barridos por los Bucks. En el venidero quieren dar guerra. Por ahora, además de Morris, han incorporado a Derrick Rose y a Tim Frazier, dos jugadores que suponen un buen apoyo para un backcourt en el que el líder seguirá siendo Reggie Jackson.

¿Y qué puede aportar Morris? Pues prácticamente de todo. Con 2,08 metros de altura puede ser un apoyo en el rebote, algo a lo que sin duda ayuda su carácter competitivo. Pero sin duda donde mejor se mueve es en ataque. Con un buen lanzamiento exterior abre la cancha para abrir huecos a sus compañeros. Además, se mueve muy bien en la media distancia. Ahora solo queda que encaje bien en los Pistons.

(Fotografía de Will Newton/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Los Warriors dejan libre a Quinn Cook para decidir su futuro

T.J. McConell se compromete con los Indiana Pacers

Siguiente