Mikal Bridges pidió jugar en los Knicks

Mikal Bridges descolgó el teléfono a principios de esta semana para pedirle a los Brooklyn Nets que solo quería jugar en los Knicks. Y ahí es cuando Leon Rose se puso manos a la obra para cerrar el traspaso lo antes posible, adelantándose a otros serios candidatos, tales como Houston Rockets y Utah Jazz, según pudo informar el medio SNY.com.

No ha sido hasta esta semana cuando Bridges se ha pronunciado oficialmente pese a los numerosos cantos de sirena que le llegaban desde los Knicks, especialmente de un Josh Hart que ha sido un auténtico «pico y pala» con su compañero, y al cual los Knicks le deben mucho en esta operación.

¿Quién no querría jugar junto a sus amigos de la universidad? Por ello los Knicks han estado rápidos por cerrar este movimiento. Por contentar al citado Mikal, a sus chicos de Villanova, y especialmente a un Brunson que tiene en juego su futura extensión.

Por delante todavía le restan dos años garantizados por un montante total de 48,2 millones de dólares, y el próximo octubre ambas partes podrían negociar una extensión por tres cursos adicionales y 113 millones, según pudo informar ESPN.

Se complica Hartenstein

Tras Mikal, los Knicks tienen como objetivo prioritario renovar al británico OG Anunoby pese a que en las últimas horas las noticias que llegan desde Nueva York no son demasiado positivas. Leon Rose pensaba atarle por unos 30/35 millones de dólares anuales, pero viendo los otros interesados en él, véase OKC, Philadelphia e incluso Toronto, van a tener que subir su apuesta.

Las últimas informaciones reportan que Anunoby estaría buscando un nuevo contrato entre 230 y 250 millones de dólares después de que Siakam haya obtenido el máximo de los Indiana Pacers. Por ello intentará tensar la cuerda al máxima para exprimir cada centavo.

Por otro lado, y también unido al movimiento por Bridges, la renovación de Isaiah Hartenstein se les complica. El pívot germano tiene otros candidatos que pueden ofrecerle más dinero. Por tanto, tendrá que poner de su parte si quiere continuar ligado al proyecto Knickerbocker.

Equipos como OKC Thunder o San Antonio Spurs pueden ofrecerle más. Los Knicks únicamente tiene la opción de sus derechos Early Birds por 4 años y alrededor de los 73 millones.

Otro posible escenario que tampoco se descarta es que puedan traspasar próximamente a Mitchell Robinson, o bien a Julius Randle para obtener un espacio extra en sus cuentas.

(Fotografía de portada: Sarah Stier/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.