Minnesota quiere mejorar su puesto de base y podría buscar un traspaso

Nadie les esperaba tan gallitos después de tres encuentros disputados. Junto con Denver, San Antonio y Philadelphia forman el cóctel de combinados que todavía no han querido saber nada de la derrota en la temporada 2019-20. De hecho, buena parte de las quinielas anteriores al comienzo del ejercicio no les concedían ni privilegios de playoffs en la siempre congestionada Conferencia Oeste. Los Minnesota han empezado lanzados merced a un exuberante Karl-Anthony Towns (Jugador de la semana) y a los buenos finales de partido de Andrew Wiggins. Aunque su inmaculado arranque no significa que no vayan a querer mejorar su plantilla con el vagón en marcha, durante el transcurso de la temporada.

De esa manera, los Timberwolves están muy dispuestos a optimizar su rotación en el puesto de base, tal como sostener el periodista Adrian Wojnarowski en su podcast The Woj Pod.

“Les encantaría fichar a un base. Quieren ser un equipo de playoffs. Creo que les encantaría mejorar en la posición de base. Si hay algún base disponible, ellos serán un equipo interesado”, podía compartir Wojnarowski.

La demarcación de point guard está poblada en estos momentos por y Shabazz Napier, por lo que no hablamos de una incomparecencia de calidad flagrante pero sí mejorable.

Teague se encuentra en el último curso de su contrato de tres años, firmado en 2017 justo cuando se fue Ricky Rubio, y sus 19 millones de dólares anuales no han encontrado la respuesta proporcionada en la pista. Teague no ha realizado una mala labor en los últimos dos cursos pero sus 13,4 puntos y 7,4 asistencias se quedan algo cortos para lo que en Minnesota esperaban con su fichaje. Ciertamente, Teague ha rendido a un nivel equivalente al del resto de sus compañeros; los Wolves han tenido una plantilla para pelear por entrar con honores en la postemporada pero por unos motivos o por otros, no han conseguido hincar el diente a unas semifinales de conferencia desde el año 2004 (Kevin Garnett y compañía).

En la temporada entrante Teague ha validado el buen inicio de su alrededor. No ha estado boyante pero sí correcto, con 13,0 puntos, 5,7 asistencias, 55 por ciento en tiros de campo y (eso sí) un grotesco 16,7 en triples.

No está nada claro que en Minnesota vayan a apostar por su continuidad en julio, cuando sea agente libre (más bien hay motivos para pensar lo contrario), y por ello no sería extraño verle empaquetado en un traspaso a mitad de temporada si otro base de mayor entidad se pone a tiro para los Timberwolves.

“Ya intentaron fichar a D’Angelo Russell en un sign-and-trade este verano. Si ves a los bases que pueden quedar disponibles este año, ellos querrán estar ahí metidos”, podía añadir Woj.

Tercer mejor ataque

Así que los Minnesota Timberwolves tienen ganas de jarana a pesar de haber arrancado con uno de los mejores registros y de acreditar el tercer mejor ataque de la NBA (111,0 puntos cada 100 posesiones). Días de ambición en Minneapolis.

(Fotografía de portada: Emilee Chinn/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Indiana, New Orleans y Sacramento siguen sin ganar

El inicio de San Antonio y su dominio absoluto en 23 años

Siguiente