Minnesota sigue empeñado en traspasar a Gorgui Dieng

Se cuece —a fuego lento, ni siquiera medio— un movimiento de importancia en la NBA. El que sacará a por fin de su prisión de la irreverencia en Minnesota . Mientras la organización que preside Tom Thibodeau sigue poniendo a prueba la paciencia (y necesidad) de los interesados, y sin ningún atisbo de prisa pese a la condición de expiring de Butler, la entidad desea acoplar al traspaso de Butler la también salida de .

Según pudo publicar el periodista Kelly Iko (The Athletic) los Wolves siguen deseando deshacerse de Dieng y la vía más adecuada puede ser el traspaso que saque de la organización a Jimmy Butler.

Dieng firmó en el verano de 2016 un contrato que le granjeaba entre 15 y 17 millones de dólares por temporada durante los siguientes años; y tal contrato continuará en vigor hasta 2021. Lastre salarial para los Wolves dado que la participación en cancha de Dieng está llegando a lo residual.

Minnesota desea entonces que cualquier equipo interesado en Butler acepte tragar con el contrato de Dieng también, enviando dos jugadores con contratos altos por la borda en una sola mano. Butler posee esta temporada un salario de 20,4 millones, por los 15 de Dieng. De un plumazo, los Timberwolves liberarían más de 35 millones de salarios en un año, aunque en la práctica el descanso salarial no sería tan abultado dado que Butler será agente libre el verano que viene.

En los esquemas de Thibodeau tampoco hay demasiado hueco para Dieng, que está jugando alrededor de 14 minutos con una cosecha de 6,8 puntos y 5,0 rebotes por partido en este arranque de temporada.

¿A tres bandas?

No cuenta demasiado y, de tal manera, en Minnesota planean orquestar un traspaso de dimensiones industriales: una estrella y un pívot decente en cualquier rotación buscando posibles interesados. Debido a la magnitud de acometer ese movimiento con un solo interlocutor, es muy posible que la opción de traspaso a tres bandas se discuta en las próximas fechas.