Nenê Hilario, cerca de seguir un año más en Houston

El veterano pívot brasileño disputaría de la mano de la franquicia de Texas su 18ª temporada en la NBA

estará un año más en la NBA. Según informa Kelly Iko de The Athletic, el jugador brasileño de 36 años planea volver a firmar con Houston , equipo en el que ha pasado las tres últimas temporadas.

Su retorno pondría fin a los rumores que habían surgido sobre una posible retirada. Ya en el mes de mayo, en una entrevista concedida a ESPN, el veterano pívot señaló que dejar el baloncesto profesional en 2019 era una posibilidad. Finalmente no tomó esa decisión, pero el hecho de que se encontrase sin equipo a principio de septiembre tampoco hacía presagiar que su continuidad en la NBA estuviese cerca. Finalmente, y pese a rechazar en junio la opción de jugador que tenía por valor de 3,8 millones para continuar en la franquicia de Texas, ha sido esta misma la que estaría por la labor de contar con sus servicios.

Respecto al papel que jugaría en Houston, este parece circunscrito al rol de apoyo veterano desde el banquillo con actuaciones puntuales. En el combinado de las dos últimas campañas ha disputado un total de 94 partidos; es decir, poco más de la mitad por año. Además, los Rockets han incorporado este verano a otro center, Tyson Chandler, quien debería estar por delante suya en la rotación junto a Clint Capela.

Más allá de su aportación en la pista, su experiencia debería sumar en lo que será un nuevo asalto de los Rockets al trono en la Conferencia Oeste de Golden State Warriors. El curso pasado disputó 42 partidos de temporada regular para quedarse en 3,6 puntos y 2,9 rebotes, los números más bajos de su carrera. Sin embargo, si regresa lo hace no para liderar desde la cancha, sino para momentos clave en los que su veteranía pueda suponer un plus.

Resistiendo en la NBA

Nenê tuvo un muy buen comienzo en la NBA. Seleccionado en el puesto número 7 del Draft de 2002, sus primeros años en Denver se saldaron con la sensación de que podía ser un pívot que se codease con los mejores de la Liga. Poco duró. Una grave lesión de rodilla lo dejó en blanco –salvo por un partido– toda la temporada 2005-06. Ya recuperado, en 2008 padeció un cáncer testicular que se saldó con final feliz. Después llegaron años de tranquilidad hasta que en su etapa en Washington regresaron los problemas físicos. Pese a ser cuidadoso con su cuerpo, en 2013 admitió que los dolores que sufría a consecuencia de una fascitis plantar eran tan fuertes como para hacerle pensar en acabar su carrera de forma abrupta. Lo superó. Sigue en la NBA.

(Fotografía de Tom Pennington/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Ricky Rubio, a Donovan Mitchell: “Bienvenido al baloncesto FIBA”