OKC apunta a la ‘Stretch Provision’ para deshacerse de Carmelo

Los días de en Oklahoma están contados. Su salida de los es algo que sucederá tarde o temprano, y este verano, pero falta por conocer el modo en el que se producirá.

A pesar de que los Thunder han buscado un traspaso durante los últimos días, es difícil encontrar acomodo a los casi 28 millones de dólares que le quedan por percibir a Melo en la 2018-19, tras ejecutar su player option. Y es aquí donde asoma la posibilidad de la Stretch Provision, según apunta Woj, para ESPN.

¿Cómo funciona?

La Stretch Provision no es otra cosa que despedir al jugador y estirar el pago de su salario en varias temporadas.  No es un buy out, porque Carmelo no perdonaría ni un dólar, sino que se trata de una fórmula por la cual OKC respira un poco a la hora de abonar lo que le debe a Anthony. Con este mecanismo, los Thunder se ahorrarían dinero en el impuesto de lujo, ya que abonarían los 27,92 millones de dólares a Melo en tres temporadas, con el consiguiente descargo para sus cuentas, que también tendría reflejo en el límite salarial.

Según establecen las normas, para estirar el pago del salario de Carmelo los Thunder deben acogerse a ello entre el 1 de julio y el 31 de agosto de 2018. Y esto es imprescindible porque en casos como el suyo, con el jugador pendiente solo de un año de contrato, si entra en septiembre sin haber sido despedido, su salario contará íntegramente para toda la 2018-19 y aunque fuera cortado ya, los pagos se harían de manera quincenal cuando empezara el curso y los 27,92 millones irían de lleno a la masa salarial de los Thunder para la 2018-19.

Y esto es justo lo que no desea OKC, que con la Stretch Provision pagaría 9,3 millones durante las próximas tres campañas a Carmelo. La fórmula para dividir el abono del dinero con la Stretch Provision es la siguiente: el doble de años que le queda pendiente más una temporada. Es decir, en el caso de Carmelo, 1 año x 2 +1.

Houston, a la espera

Una vez Carmelo sea rescindido y su salario estirado, el de Queens es libre de unirse al plantel que desee. Y en la terna de candidatos lleva la delantera Houston, que se posiciona con más opciones de acoger a Anthony que Miami, con quien se ha visto el jugador, o los e incluso los Bulls, que también han sonado con más o menos fuerza como próximo destino del anotador.