Rajon Rondo será el base titular en los Lakers… de momento

No va a haber mucho debate a corto plazo sobre quién dirigirá desde el puesto de titular el juego de los . La posición de base tiene, de momento, un dueño para su quinteto inicial: . El veterano, que se estrena en los Lakers esta temporada tras haber formado parte de los Pelicans en la 2017-18 y haberse unido luego a la llamada de , adelanta a en la pugna por ese rol de titular. Y lo hace básicamente porque el jugador de segundo año sigue en proceso de recuperación de su rodilla izquierda, operada el pasado mes de julio.

Informa Dave McMenamin, para ESPN, que mientras Ball se ponga completamente a tono, ha decidido darle la batuta a Rajon Rondo. Una situación que quizá cambien cuando el ex de UCLA esté al 100 por cien. En ese sentido, Ball ha sido dado de alta recientemente para todo tipo de actividades en la cancha, incluida el 5×5, escenario final de toda recuperación.

Mejoras en el tiro y en el cuerpo

Una de las cosas que se le achacaron a Ball el curso pasado fue su forma rara de lanzar, con la pelota muy escorada al lado izquierdo en el momento de saltar y ejecutar el lanzamiento. Ahora, en todos estos meses, Ball ha trabajado en variar esa mecánica, en fortalecerla. Ç

“Todo el mundo dice que mi tiro en suspensión mi nueva variante”, apuntó Ball el lunes, en el Media Day de los Lakers. “Para mí no ha cambiado demasiado. Creo que me he vuelto más fuerte. Sigo tirando desde la izquierda, aunque algo más centrado. Estoy enfocado en mejorar mi mecánica, en mantener mi mano arriba y sostener más tiempo mi codo. Fortalecer mi tren superior me hace más fácil alcanzar el aro”.

Una mejora física que no ha pasado desapercibida para sus compañeros. “Si te fijas en Lonzo, su cuerpo ha cambiado. Su tren superior está construido como un muro de ladrillos. Impresiona ver su dedicación, al igual que la de BI ()”, señalaba al respecto Kyle Kuzma.

“Está destinado a la grandeza”, le elogió, ni más ni menos, LeBron. Un camino iniciado para Lonzo en la 2017-18, su año de novato, donde las lesiones y minaron algo el rendimiento del número 2 del Draft de 2017. “El año pasado estuvo lleno de altibajos. Creo que estar cerca de la gente que te cuida y ser fiel al equipo son cosas importantes. En cuanto a logros individuales, mi tiro podría haber solucionado muchos aspectos. Pienso que si hubiera encestado más, la gente poco podría decir”.