Robert Sarver amenaza con trasladar los Suns a Seattle o Las Vegas

Se avecina marejada en Phoenix. , propietario de los , habría amenazado con reubicar a la franquicia en Seattle o Las Vegas si no se cumple su deseo; es decir, que el concejo municipal de la ciudad de Arizona apruebe la renovación por 150 millones del Talking Stick Resort Arena, cancha en la que disputan sus partidos los .

Según informa Laurie Roberts de Arizona Republic, el enfado del dueño del equipo ha llegado una vez se ha sabido que la votación que debía llevarse a cabo para sacar adelante el proyecto se saldaría con un ‘no’ a la propuesta; tan seguro era ese resultado que la alcaldesa de la ciudad, Thelda Williams, ha pedido el aplazamiento de la decisión, la cual ha queda finalmente pospuesta hasta enero de 2019.

Esta determinación no habrá gustado a Sarver, pero no por ello parece más sencillo que cumpla su aviso. Hay que tener en cuenta que hablamos de un nativo de Tucson (Arizona), que además fue a la Universidad de Arizona. Esas circunstancias no le impiden llevarse al equipo a otro sitio, pero si aporta un contexto sentimental que lo hace improbable.

Precipitación

Sin que conozcamos todos los detalles del entuerto, lo único palpable es que el desconcierto cunde entre los que deben decidir. La citada periodista señala que hace días parecía que la votación estaba clara, pero que con el paso de las horas todo se ha ido torciendo hasta que Michael Nowakowski, consejero del distrito 7 en el que se sitúa el pabellón , directamente ha cambiado de opinión apelando a la desinformación que rodea al proyecto. Tras dar marcha atrás, Sarver habría intentando hablar con él sin lograrlo.

Algunos datos que han hecho que todo se frene apuntan a la precipitación. Por un lado el trabajo que se quiere hacer en la cancha se anunció hace solo seis días, algo que se une a que no ha habido una sola reunión pública en la que explicarlo. Por último, se desconoce por completo a qué reformas estarían destinados los 150 millones de dólares…

Un largo proceso

Si Sarver llegase a creer que la situación es insostenible, optando finalmente por una de las mencionadas ciudades como nueva ubicación, aún debería sortear una larga cuenta de obstáculos para llevar a cabo su plan. Primero debería formar una infraestructura en tales ciudades que seguramente superaría el coste de la actual remodelación; ello sin contar con que el traslado del equipo también debería ser votado por el resto de franquicias. Por ahora el rumor no pasa de un vago pensamiento.

(Fotografía de Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Nikola Mirotic tendrá que “parar” para recuperarse de su lesión en el tobillo

Durant ya habla de estatuas y camisetas retiradas

Siguiente