Stephen Curry y Klay Thompson no están descartados; serán examinados en febrero

En función de las pruebas a las que serán sometidos, podrán o no jugar en la temporada 2019-20

y serán evaluados de sus respectivas lesiones en diferentes momentos del mes de febrero, tal como pudo apuntar la periodista Kerith Burke, del portal NBC Authentic.

Curry hace ya tiempo que puede practicar ejercicios en pista y, según la versión de Burke, será examinado el 1 de febrero sobre sus posibilidades de volver a actuar de corto esta temporada.

El base de los Golden State sufrió una fractura en la mano izquierda —la que no es de tiro— tras una mala caída en un encuentro ante los Phoenix Suns, a finales de octubre. Muchas habían sido las voces que, aplicando la lógica, decían que Curry no volvería a actuar esta temporada y que los entregarían la temporada 2019-20 al tanking para fortalecer su futuro inmediato. Joe Lacob, propietario, y Bob Myers, general manager de la franquicia, siempre rechazaron cualquier asociación verbal con la práctica de perder a propósito y esa sigue siendo la premisa en cada baldosa de la organización. De hecho, Curry podría volver en febrero para intentar ganar aunque fuera un puñado de encuentros hasta el final de la temporada regular.

De momento, Curry ya realiza ejercicios de tiro en pista, en movimiento, y su recuperación podría no dilatarse más allá de los tres meses que fueron proyectados en un principio y que se cumplirán exactamente el 1 de febrero.

Unos días más tardará Klay Thompson en ser sometido a los correspondientes exámenes que determinen si podrá volver a jugar esta temporada o no. Burke citó que el escolta será sometido a evaluación en el parón por el All-Star.

Thompson sufrió un desgarro en el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda durante el Game 6 de las pasadas Finales que coronaron a los Raptors. En ningún caso su vuelta estaba prevista antes del All-Star; tampoco hay que hacer ahora demasiado caso a los rumores que apuntaban hace meses que Thompson estaba ya descartado para la temporada 2019-20. Lo sigue sin estar; su concurso o no en el presente ejercicio dependerá de la evolución en su rehabilitación. Eso sí, si la temporada está perdida y quedan unos 10-15 partidos para cogerse vacaciones, sería muy probable que Klay Thompson descansara hasta la siguiente añada.

De cualquier manera, los Warriors no tiran la toalla de poder ver a sus dos mejores jugadores, Curry y Thompson, en cancha esta temporada. No están descartados todavía y ambos serán evaluados en febrero. Ya falta menos y no se ha perdido la esperanza.

(Fotografía de portada: Ezra Shaw/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

A Sacramento no le convence un intercambio Bogdanovic-Kuzma