Steven Adams despierta interés en los Hawks

Los Atlanta han comenzado a barajar el nombre de como una de las posibles incorporaciones para este mercado de fichajes, según informa Chris Kirschner, de The Athletic. La franquicia de Georgia quiere remontar el rumbo tras unas semanas nefastas, y para ello parece haberse fijado en el pívot de los , quien daría un notable impulso a la posición más débil de la plantilla.

Adams, caracterizado por sus capacidades reboteadoras y defensivas, lleva tiempo siendo parte importante de Oklahoma, y cuenta con un sueldo acorde a ello. Este es su tercer año de un contrato de 100×4, lo que quiere decir que ocupará un espacio importante del cap pero que será agente libre en 2021, año en el que tendrá lugar la próxima gran agencia libre. Esto supone que, en caso de acabar haciéndose con él, el espacio salarial de los Hawks no quedaría comprometido durante mucho tiempo, y el contrato actual del neozelandés no sería en ningún caso un impedimento para abordar la renovación de John Collins, el primer integrante del núcleo joven del equipo con el que tendrán que sentarse a negociar cuando expire su contrato rookie.

No se conoce qué estarían dispuestos a ofrecer en un teórico traspaso, pero lo cierto es que Atlanta es posiblemente uno de los equipos más llamativos en ese sentido, pues cuentan con varios expirings con grandes contratos como Allen Crabbe o Chandler Parsons que no solo harían viable la operación a nivel de salarios, sino que pueden resultar atractivos para los Thunder de cara a vaciar espacio para el próximo curso. Además, tienen muchas piezas jóvenes y rondas del draft que seguramente generen interés en Oklahoma, aunque se antoja menos probable que estén dispuestos a incluirlas en la negociación.

¿Un traspaso necesario?

De confirmarse este rumor, puede darse por hecho que los Hawks están tratando de mejorar deportivamente de cara a la segunda mitad de curso, pero cabe preguntarse hasta qué punto esto es útil e incluso conveniente. Si bien los playoffs del Este no están especialmente caros, Adams no parece un jugador capaz de revertir de forma tan radical la situación de un equipo que está con un balance de 6-24 y que ha ganado dos de sus últimos 20 partidos, y aunque el regreso de Collins debería ayudar la tentación dejarse ir y empezar a pensar en una buena posición en el draft no es pequeña.

No obstante, es cierto que la situación en Atlanta comienza a ser desoladora, y que siempre que no entreguen demasiados picks o jóvenes con proyección es un movimiento en el que no pueden perder demasiado. Los rumores afirman que la franquicia ha prometido a Trae Young que traerían refuerzos, y, aunque estos puedan no ser suficientes para hacer de los Hawks un equipo de grandes aspiraciones, siempre es mejor desarrollar a los jugadores en un ambiente competitivo que sacándolos a ser apalizados (casi) todas las noches.

(Fotografía de portada: Alex Goodlett/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

La NBA suspende dos partidos a Isaiah Thomas

Brogdon y su salida de Milwaukee: “Me habría gustado jugar para ellos si me hubieran querido”

Siguiente