Toronto cierra su temporada con el incierto futuro de Kyle Lowry

No hubo sorpresa. Por segundo año consecutivo, el proyecto más ambicioso en las más de dos décadas de existencia de los se estrelló ante LeBron James y sus Cavaliers. El 4-0 adverso en segunda ronda supone un paso atrás respecto al éxito logrado en 2016-17, cuando alcanzaron las Finales del Este y, al menos, arrancaron dos victorias a Cleveland. De camino a las vacaciones, la franquicia canadiense entra ahora en un verano de inflexión.

, cuya llegada en 2012 ha coincidido con la mejor etapa del baloncesto NBA en Toronto, saldrá este verano al mercado como agente libre. El base, de 31 años, tiene opción de jugador para seguir una temporada más, pero la posibilidad de firmar un último gran contrato es demasiado tentadora. El tres veces All-Star, quien se perdió los dos últimos partidos ante los Cavs por lesión, es la gran incógnita del futuro de los Raptors.

¿De Este a Oeste?

La clara sensación de haber tocado techo con Toronto y de entrar en la recta final de su carrera sin haber jugado en un claro aspirante al campeonato pueden ser factores determinantes para una posible salida. Según el periodista Marc Stein, el base puede considerar seriamente la opción de regresar al Oeste, donde empezó su carrera profesional con Memphis y Houston. Una forma de poder escaparse, al menos hasta unas hipotéticas Finales NBA, de la alargada sombra de LeBron James.

La de Lowry no es la única incógnita que arrastrarán los Raptors. Jugadores importantes de la rotación de Dwane Casey como los recién llegados y , además de Patrick Patterson, terminarán contrato. Por otro lado, otros jugadores atados hasta al menos 2019 como Jonas Valanciunas o DeMarre Carroll han decepcionado esta temporada. En este escenario, solo DeMar DeRozan (con contrato hasta 2021) parece intocable en los Raptors.

Atractivos para renovar

La posibilidad de mantener al dúo exterior de Toronto, uno de los mejores de la liga, es quizás el mejor argumento para renovar a Kyle Lowry. Su buena química dentro y fuera de la cancha con DeRozan, trasladada al All-Star y a la selección estadounidense, puede convencer al base de dar otra oportunidad al proyecto de los Raptors. La proverbial habilidad de su General Manager Masai Ujiri por encontrar buenos traspasos también entrará en juego. Una buena noche del draft, 10 días antes de la apertura de la agencia libre, podría impactar en las intenciones de Lowry.

En los próximos 7 días, el base tendrá que decidir si declina su opción de jugador por valor de $12 millones, un trámite que todo el mundo da por supuesto. Incluso en una NBA cargada de bases de calidad (y más que llegarán a través del draft), Kyle Lowry será uno de los jugadores más codiciados de la próxima agencia libre.