Traspaso en Brooklyn: adiós a Crabbe y consiguen espacio para dos estrellas en verano

Primer movimiento del mercado de trasferencias de cara a la temporada 2019-20 en la NBA. Los Brooklyn traspasarán a y su elección numero 17 del Draft 2019 a cambio de los derechos de y una segunda ronda futura del Draft, según ha podido informar el periodista Adrian Wojnarowski (ESPN).

En el paquete, pudo añadir Woj, también iría camino de Atlanta una primera ronda protegida del Draft 2020; la protección de dicha elección sería del lugar 1 al 14.

¿Por qué realizan ahora un traspaso en Brooklyn Nets y qué ganan con todo esto? La intención de la entidad neoyorquina con este movimiento no es otra que liberar espacio salarial de cara al mercado de jugadores libres que se inicia el 1 de julio.

Allen Crabbe posee todavía una temporada más de contrato a razón de 18,5 millones de dólares; esa vinculación contrato (sobrepagado por definición) suponía toda una condena para los Nets a la hora de ofrecer grandes contratos en la próxima agencia libre. De ese modo, Brooklyn ha podido quitarse de encima los tóxicos millones de Crabbe y a cambio, para que los tragasen con el nada atractivo contrato del escolta, han tenido que dar a cambio dos primeras rondas del Draft.

Por el camino, adquieren el concurso de Tauren Prince, que supone una auténtica ganga ya que percibirá 3,4 millones la temporada que viene, la última antes de convertirse en jugador libre de compromisos. Pero el gran objetivo y móvil principal del traspaso para los Nets es liberar hueco salarial para poder ir con todo este verano.

Y con todo significa con todo.

Dos máximos

Brooklyn, de esa manera, abre una brecha salarial de 47 millones de cara al verano que viene y la agencia libre… Montante de lo más goloso para ir a por jugadores importantes, pero es que, además, esa cantidad se puede convertir hasta en 68 millones si también renuncian a retener a D’Angelo Russell (agente libre restringido). Con esos casi 70 millones, los Nets pueden ofrecer dos contratos máximos este próximo verano. Dos máximos, sí, y contando que se han convertido en un destino atractivo para cualquier jugador en la última temporada.

Conocido es ya el interés de Brooklyn en hacerse con una o dos grandes estrellas en este verano de 2019. Especialmente gustan y Anthony Davis. Irving podría ser una opción bastante realista para los Nets dada su predilección por la Gran Manzana y además ahora los Nets tendrían espacio de sobra para ofrecerle un máximo y también para reclutar más jugadores con contratos cuantiosos. Woj aportaba que, según sus fuentes, Brooklyn tiene grandes opciones de hacerse con Irving. Y además, en la franquicia quieren derrotar al resto de franquicias (más de los Knicks) en la carrera por los grandes jugadores en busca de contrato el próximo verano.

La opción de Davis tendría que llegar vía traspaso, donde la cuestión ya no depende de ellos sino de New Orleans; la realidad en este caso es que no son el destino más atractivo para negociar a ojos de la franquicia de Luisiana, a quien Boston, Lakers o New York pueden ofrecer paquetes más jugosos.

Además, el movimiento tejido con los Hawks destapa del todo las intenciones de los Brooklyn Nets en el sentido de que no desean esperar ni tribular mas sobre su reconstrucción. Consideran que ha llegado el momento de dar un gran golpe y para ello han hecho hueco en sus arcas. No esperan más jóvenes prometedores vía Draft para su equipo y sí grandes jugadores en el mercado libre. Ha llegado, para ellos, el momento de dar un gran salto.

Atlanta: tres primeras rondas 2019

Atlanta Hawks, por su parte, lo que gana con todo son dos primeras rondas que añadir a su sugerente proyecto de reconstrucción. Para ello pierden al citado Prince, a quien se entiende que no tendrían intención de renovar el verano que viene, y tienen que ‘comerse’ el contrato de Allen Crabbe (18,5 millones) por una campaña. Tampoco supone eso último un problemón en Georgia puesto que las arcas de los Hawks tienen espacio de sobra de cara al curso que viene y el núcleo principal del equipo es joven y con pocos millones en su contrato todavía.

El traspaso no podrá ser hecho oficial hasta el 6 de julio, como pudo informar el gurú Bobby Marks. El motivo es debido a que será entonces cuando los Atlanta Hawks puedan absorber el contrato de Allen Crabbe y no antes, puesto que no tendrán espacio para ello antes de la citada fecha.

El espacio salarial de Atlanta para el curso que viene quedará, así, fijado en 23 millones tras la adquisición de Crabbe. Además, con el movimiento los Hawks consiguen acumular hasta tres primeras rondas en el próximo Draft (8, 10 y 17).

Los Nets, pues, van con todo a por el verano después de este movimiento. Podrán ofrecer hasta dos máximos (como los Clippers) y son desde ya uno de los destinos más atractivos para cualquier jugador. Cuidado con ellos a partir del 1 de julio.

(Fotografía de portada: Sarah Stier/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Kevin Durant tampoco podrá jugar en el cuarto partido de las Finales

La NBA no perdona: multa de medio millón y un año de veto a Mark Stevens, el accionista que empujó a Lowry

Siguiente