11 meses después, parece que sólo Orlando ganó en el gran traspaso de Howard

El 10 de agosto de 2012 los aficionados a la NBA en España se despertaron con una sorprendente noticia: Dwight Howard llegaba a Los Angeles Lakers gracias a un traspaso múltiple que implicaba a cuatro equipos.



Hoy, casi 11 meses después, aquella operación en los despachos queda como un movimiento sin influencia deportiva a corto plazo y que ha dejado a casi todos los equipos que formaron parte del acuerdo sin nada de lo que consiguieron.

Los Angeles

El equipo californiano perdió en 2012 a , Josh McRoberts y Christian Eyenga. Bynum era el único jugador importante de aquella operación, pero a cambio llegaron , y Chris Duhon.

Duhon ha sido cortado recientemente por la franquicia tras no aportar prácticamente nada en toda la temporada y Clark y Howard, dos piezas importantes del equipo, han optado por marcharse a otros destinos.

Como consuelo para los aficionados de los Lakers, no es descabellado afirmar que si los angelinos hubiesen mantenido a Bynum la situación no hubiese sido mucho mejor ya que el pívot sigue de baja y no ha podido disputar ni un partido en toda la temporada.

Los Lakers también se deshicieron en el traspaso de una segunda ronda condicionada del Draft 2015 y su primera ronda de 2017, la cual veremos si es importante o no cuando llegue el momento.

En cualquier caso los Lakers se han quedado sin nada tras tener a Bynum y a Howard, los considerados dos mejores pívots de la liga.

Perdidos y Al Harrington, llegó para aportar esa faceta de intensidad defensiva y veteranía que convirtieron a los Nuggets en una potencia del Oeste llegando a realizar la mejor temporada regular de su historia.

Sin embargo los Playoffs fueron una decepción y tras numerosas salidas encabezadas por el entrenador y el General Manager, los Nuggets también han perdido a Andre Iguodala, quien ya se ha comprometido con Golden State.

No hay que olvidar que Denver envió su segunda ronda del Draft 2013 y una primera ronda condicionada del Draft 2014 a Orlando en esta negociación.

En definitiva, los Nuggets tampoco han conservado nada tras el traspaso de 2012 y tienen una elección menos para un prometedor Draft como parece el de 2014.

Sixers

Decididos a apostar por Andrew Bynum, los Sixers enviaron a y a Orlando y a Andre Iguodala a Denver.

El negocio ha resultado un absoluto fracaso para Philadelphia. Bynum no ha debutado con los Sixers y ya ha terminado su contrato de 17 millones de dólares anuales, por lo que probablemente no le veamos nunca con la camiseta de Philly.

Iguodala voló y la intensidad de Philadelphia desapareció, pasando de ser un equipo que estuvo cerca de meterse en la Final del Este en 2012 a quedarse fuera de Playoffs en 2013.

Vucevic y Harkless se han destapado como dos piezas jóvenes prometedoras, y además se deshicieron de una primera ronda condicionada del Draft de 2015.

Sin duda los vencedores del traspaso. Se deshicieron de un Dwight Howard que no quería seguir en Orlando y al que le restaba un año de contrato además de , Earl Clark y Chris Duhon.

Pero a cambio llegaron, atención, Aaron Afflalo, Al Harrington, Moe Harkless, Nikola Vucevic, Josh McRoberts y Christian Eyenga además de múltiples elecciones del Draft: segunda ronda de 2013 de Denver, primera ronda de 2014 de Denver o New York, primera ronda condicionada del Draft 2015 de Philadelphia, segunda ronda condicionada de 2015 de los Lakers y primera ronda condicionada del Draft 2017 también de los Lakers.

consiguió numerosas piezas en el momento del traspaso y para próximos Draft que están ayudando a Orlando a construir su futuro. No tenían prácticamente nada – Howard no iba a renovar más con los Magic -, pero consiguieron jugadores y elecciones de universitarios suficientes para pensar en una sólida reconstrucción del equipo.