35 años en los Jazz: de la familia Miller a los Smith


La venta de los Utah Jazz supone el final de una era en Salt Lake City. Esta semana, la familia Miller acordó la venta de la franquicia a Ryan Smith, fundador y director ejecutivo de Qualtrics, una compañía de software establecida en Utah, y su esposa Ashley. En enero de 2019, Qualtrics fue vendida a la multinacional SAP por un valor de 8.000 millones de dólares. Un colchón lo suficientemente grande y estable para permitir una compra estimada en unos 1.660 millones de dólares, según datos de The Athletic.

Una operación con la que se cierra una aventura de 35 años protagonizada por la familia Miller. Un matrimonio sin el que no se entendería la historia reciente de una de las organizaciones más genuinas, sólidas y regulares de las últimas décadas. No hay Jazz sin los Miller. Ni Miller sin los Jazz. “Fue mi regalo para este estado. Amo Utah”, solía repetir, con lágrimas en sus ojos, Larry H. Miller, fallecido en 2009, sobre su decisión de liderar la franquicia.

Cuando Larry y Gail Miller compraron el equipo a Sam Battistone, el propietario saliente les regaló una pelota de baloncesto. Gail entregó este miércoles el mismo obsequio a Ryan y Ashley, como si se tratara de una más de las 15.806 asistencias que repartió John Stockton a lo largo de su carrera. El testigo que confirma un relevo generacional unido por un mismo sentimiento: la pasión por los Jazz.


Para leer este texto completo y acceder a muchas más ventajas suscríbete a Extra nbamaniacs (nbamaniacs.com sin publicidad + podcast + textos especiales + newsletter + chat en Discord con redactores y otros suscriptores)

EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.