Así juega Gaby Deck, nuevo jugador de OKC


El traspaso de Gabriel Alejandro Deck desde el Real Madrid hasta Oklahoma City Thunder se ha dado en unos términos poco habituales. El jugador argentino deja la disciplina del club blanco para incorporarse inmediatamente a la plantilla de la franquicia estadounidense. Una noticia que se hacía oficial pocas horas después de que Deck jugase uno de los partidos más importantes de la temporada del equipo madridista en la Euroliga.

Precisamente, el gran encuentro que jugó el hasta ayer alero del Real Madrid sirve como presentación perfecta del jugador que adquiere el proyecto de Oklahoma. Comenzando por matizar su posición, pues se trata de uno de esos perfiles mixtos entre el 3 y el 4 que tanto se estilan en el baloncesto moderno. Los 198 centímetros de Gaby, unidos a una fuerza muy por encima de la media para su tamaño, le permiten sacar ventaja al poste contra casi todos los aleros de Europa. Siendo también más rápido que la mayoría de ala-pivots del continente y pudiendo sacar tajada de ello desde el perímetro.

Con el cuchillo entre los dientes

Su juego es completamente vertical, cada contacto con el balón lo utiliza para amenazar el aro. A la hora de recibir en poste medio o bajo, cuenta con una visión periférica que le permite encontrar con facilidad a sus compañeros en lado débil o ya debajo del aro. Aquí se vale de sus largos brazos para soltar el pase —ya sea en gancho o a dos manos por encima de la cabeza— siempre por encima de su defensor. Su zona predilecta es el poste bajo de lado izquierdo, donde su mayor arma es el giro hacia línea de fondo, que acostumbra a terminar con bandeja desde su mano derecha. El argentino ha convertido esta jugada, y sus derivadas, en una de las más dominantes del libreto de Pablo Laso.

Ahora bien, su agresividad no amaina cuando recibe fuera del perímetro. Deck es un especialista consumado en atacar el contrapié arrancando desde más allá de la línea de tres. Su primer paso es rutilante por su ausencia de amplitud. No parece cambiar de dirección porque arranca con los pies casi juntos, pero la mayoría de las veces le permite ganar la ventaja para enfilar el aro, donde ya solo cabe esperar la resolución.

Aunque sus datos en esta Euroliga revelan un notable 41% en triples, el tiro es su mayor debe por el poco volumen de lanzamiento que muestra —59 triples intentados en 32 partidos—. También es llamativo su poca presencia como bloqueador en acciones de pick & roll, acción que sí utiliza más en la selección de Argentina, donde no cuenta con la presencia de Tavares.

Un mismatch andante en el baloncesto europeo

En defensa, el jugador argentino es capaz de defender a la mayoría de perfiles que bailan entre las posiciones de alero y ala-pívot en el baloncesto europeo gracias a su molde físico. Pero su trasvase a la NBA es complicado, ya que no suele estar acostumbrado a defender al jugador con balón fuera de situaciones de espaldas a canasta. En Euroliga, el bloqueo y continuación entre base y pívot es la piedra filosofal de casi todo lo que ocurre después, y Gaby no está acostumbrado a defender este tipo de jugadas.

Como se puede observar, Gaby Deck es un jugador que basa la mayoría de su juego en la ventaja física con su par. Ya sea por corpulencia o por velocidad. Sus números son irregulares porque dependen mucho de si el Real Madrid puede buscar un mismatch con su marcador o no. Sin embargo, sus cualidades sí podrían encontrar un filón en el baloncesto NBA.

El incremento de espacios que va a experimentar en su nuevo contexto pueden elevar su juego al poste como fase aún más diferencial en su juego. Si Deck es capaz de encontrar al hombre libre en las constreñidas zonas de Europa, la NBA le puede regalar una situación propicia para una de sus jugadas preferidas. Además, sus penetraciones al mero contacto con bola pueden aprovecharse de los pasillos interiores que dibujan los sistemas con tiradores continuamente abiertos. Sus números, aparentemente apocados, son carne de mejora instantánea dado el incremento natural del volumen de acciones por partido.

OKC: un entorno con muchas dudas a corto plazo

La duda está en si ese juego al poste y su imponente primer paso van a seguir siendo dominantes en la liga. Si no es así, su acomodo a la competición podría ser más duro de lo deseado. Especialmente en el contexto que le va a tocar vivir en Oklahoma. Dentro de un proyecto que ha renunciado a competir hasta nuevo aviso, Deck tendrá que compartir pista con jugadores de poca experiencia que buscan ganarse un hueco en el futuro inmediato de la franquicia.

Su indiscutible estrella, Shai Gilgeous-Alexander es un base anotador de asistencia terminal. Es decir, que sus pases de canasta llegan después de haber liberado a un compañero con la ayuda salta sobre el mismo manejador. Otros perfiles a tener en cuenta podrían ser Lu Dort, un defensor de élite y solvente tirador; Aleksej Pokusevski, un novato y espigado tirador de 2.13 de altura; y Moses Brown, un pívot similar a Tavares por morfología y radio de acción. Pero con Al Horford apartado, Shai y Dort son las únicas realidades tangibles de la plantilla Thunder.

Dado este escenario, las incertidumbres con el recién llegado Gaby Deck son superiores a las certezas. Como he mencionado antes, su encaje dependerá de cómo sea capaz de hacer valer su físico en un entorno mucho más exigente. Si es capaz de seguir generando ventajas situacionales en ataque y de defender a perfiles diversos en defensa, el argentino tendrá mucho camino andado.

(Fotografía de portada de Di Yin/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.