Bill Bradley: una carretera entre el Madison Squaren Garden y la Casa Blanca


La vida de Bill Bradley ha transcurrido por un sendero cercano a una de tantas películas taquilleras de Hollywood que inundan las salas del país. El argumento, hecho a la medida de los focos mediáticos del cine estadounidense y su afinidad por el sueño americano: joven de alta alcurnia, sobresaliente en los estudios y disciplinado que, tras completar una carrera deportiva exitosa, se embarca en el ambicioso proyecto de dirigir a una poderosa nación.

Ser presidente de los Estados Unidos no es asunto baladí. Pero tampoco es inmune al show business que rodea a la sociedad norteamericana. El Despacho Oval de la Casa Blanca no solo ha acogido a políticos de renombre y héroes antediluvianos del pueblo, sino también a actores como Ronald Reagen y magnates de los hoteles de lujo como Donald Trump. Bradley siguió un camino un poco más inusual. Sus pies resonaron con fuerza en el Madison Square Garden y en Wall Street, aunque le faltó energía en su zancada final para atravesar el escalón final posterior al Capitolio.


Para leer este texto completo y acceder a muchas más ventajas suscríbete a Extra nbamaniacs (nbamaniacs.com sin publicidad + podcast + textos especiales + newsletter + chat en Discord con redactores y otros suscriptores)

EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.