Brandon Ingram: año primero después de Lakers


Cuatro años ha necesitado Brandon Ingram para ganarse el respeto de la NBA. El actual alero de los Pelicans recibió este lunes la noticia de que había sido galardonado con el premio al Jugador Más Mejorado de la temporada. Un camino que dio comienzo mucho antes de que aterrizara en Nueva Orleans.

El oriundo de Kinston recaló en la liga en 2016 tras ser elegido en la segunda posición del draft, tan solo por detrás de Ben Simmons. En los mock draft previos destacaban su gran envergadura y combinación en el tiro y la habilidad para anotar. No escatimaron en expectativas desde NBADraft.net al definirlo como un potencial ‘Kevin Durant 2.0’, más compacto.

Sin embargo, estos cantos de sirena se ahogaron en el pozo de Hollywood y tras tres años de idas y venidas fue empaquetado –junto a Lonzo Ball y Josh Hart– a los Pelicans a cambio de Anthony Davis. No pintaban las cosas nada bien en su última temporada en los Lakers, la cual se había interrumpido después de que un coágulo de sangre en su brazo derecho hiciera saltar las alarmas. Un problema de salud que se unió al de su incapacidad para rendir a un alto nivel al lado de LeBron James. Mientras se recuperaba, los médicos le aconsejaron evitar cualquier tipo de actividad relacionada con el baloncesto. Para una ‘rata de gimnasio’ como lo es Ingram, este valioso consejo transmutó en una tortura para él. La situación se tornó todavía más difícil cuando se anunció su traspaso a los Pelicans.


Para leer este texto completo y acceder a muchas más ventajas suscríbete a Extra nbamaniacs (nbamaniacs.com sin publicidad + podcast + textos especiales + newsletter + chat en Discord con redactores y otros suscriptores)

EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.