¿Cambio de rumbo en Boston?


Esta temporada está siendo una montaña rusa para los Boston Celtics. La poca preparación de la que disfrutó el equipo ha desembocado en un cúmulo de lesiones, ausencias por el protocolo de salud y seguridad, problemas defensivos y de química.

Subir para después caer. Así, una y otra vez. La irregularidad de los Celtics ha devuelto las dos caras de la moneda a los aficionados, aunque con un mismo sentimiento: preocupación y dudas sobre el carácter competitivo del equipo.

Los de Brad Stevens arrancaron la temporada con ocho victorias en once partidos. Cuando las señales apuntaban a que este sí podía ser el año, catorce derrotas en los siguientes 21 partidos apaciguaban los ánimos. En abril, mismo escenario: ocho triunfos en nueve partidos antes de meter el pie en un nuevo bache de resultados.


Para leer este texto completo y acceder a muchas más ventajas suscríbete a Extra nbamaniacs (nbamaniacs.com sin publicidad + podcast + textos especiales + newsletter + chat en Discord con redactores y otros suscriptores)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.