Cinco contra cinco: lo mejor y lo peor de la duodécima semana

Los destacados

: Cuando se fraguó la idea de esta sección la esencia era exponer qué jugadores habían sorprendido a propios y extraños cada semana, jugadores que hiciesen algo por encima de lo esperado, y eso ha pasado con Aldrich. El eterno pívot suplente ahora en los Clippers ya había dejado ciertos atisbos de calidad en la Gran Manzana e incluso algún partido aceptable, pero nada como lo que ha hecho en estos últimos dos partidos. Ser suplente de DeAndre Jordan no es fácil porque llevaba más de 300 partidos jugando sin lesiones, pero una vez que ha tenido la oportunidad, Cole ha estado a un gran nivel. Cierra la semana con unos promedios de 19 puntos, 9 rebotes y 2 asistencias en sólo 26 minutos por encuentro. No es momento para hablar de futura estrella pero tampoco para volver a desterrarle a los minutos de la basura, ya que lo que se ha visto esta semana es un center muy aprovechable para un equipo NBA. No te asegura finalizar al lado del aro cada alley-hoop como hace Jordan, pero crea muchas más situaciones de pick and roll fuera, así que Doc Rivers debería abrir su abanico de opciones.

: La semana pasada estuve a punto de seleccionar al griego como decepción porque aunque es capaz de vez en cuando de jugar algún partido a nivel All Star, lo cierto es que lo hace de manera muy irregular, y a estas alturas del año todos esperaban un jugador mucho más importante y mejorado. Las proyecciones en verano le tenían marcado como una de las estrellas de la NBA en un futuro cercano pero todavía está lejos de ser una referencia. A día de hoy la esperanza era verle en promedios de 20 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias, 3 robos y 3 tapones al ser considerado el “jugador total”, y estar peleando para ser titular en el partido de las estrellas. Pero su progresión está siendo más lenta aunque todavía esperanzadora. Esta semana ha sido la primera desde hace mucho tiempo en la que ha hecho cuatro buenos partidos seguidos, con unas estadísticas de 22 puntos, 12 rebotes, 3 asistencias y 3 tapones, y los Bucks lo han notado con tres victorias de cuatro partidos jugados. A este nivel sería imparable, el problema es que lo está racionando en pequeñas dosis.

: Hace tres temporadas Crowder era un jugador residual. Tras su llegada a Boston se convirtió en especialista defensivo. Poco a poco pasó a jugador defensivo además de especialista en robos y con buen tiro, y en las últimas semanas se ha transformado en un tremendo jugador que hace de todo y anota con gran facilidad. Brutal acierto el de Boston cuando se hicieron con sus servicios. Como en el fútbol casi siempre se destaca a los delanteros, en baloncesto suelen destacar las estrellas rutilantes que meten 30 puntos cada día, pero es de justicia poner esta vez en un pedestal a un jugador con menos calidad pero que lo da todo y defiende como si fuese su último día. Esta semana tres victorias y una derrota para los Celtics y un regular Crowder con 21 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias y 2 robos por encuentro, con una canasta ganadora ante los Wizards. Si ahora se abriese la veda para el premio al jugador más mejorado, Will Barton y C.J. McCollum parecían dos apuestas seguras, pero el 99 de los verdes puede adelantarles con sigilo.

: Es increíble que un jugador tan bajito en estatura pueda jugar a este nivel e igual de increíble es que este tremendo base no haya encontrado acomodo antes en la mejor liga del mundo. Otro gran acierto de la franquicia de Massachusetts traerlo desde Phoenix para convertirlo en estrella con un rol por fin relevante. Pocos jugadores atesoran la calidad que él tiene y muy pocos pueden anotar tan fácilmente como él. Ahora mismo es uno de los cinco mejores bases del este y bien podría tener un hueco en el fin de semana de las estrellas representando al este. En los últimos cinco partidos se ha salido con tres victorias y dos derrotas, y ha promediado unos brutales números, 30 puntos, 4 rebotes y 5 asistencias de media que le meten de lleno en el Olimpo de la NBA. Quizás haya encontrado en esta franquicia su media naranja en un conjunto con un entrenador arriesgado y joven y un juego vistoso y coral en el que prima la asistencia y cualquiera puede anotar.

: El buen comienzo de temporada de los Wizards se difuminó pronto con la bajada de prestaciones de Wall y la lesión de Beal. Han pasado semanas oscuras en juego y en sensaciones pero parece que poco a poco van saliendo de la crisis gracias al renacer de John Wall que está haciendo los mejores números de su carrera, al esperado aunque tímido regreso de Bradley Beal y al buen hacer de Gortat por dentro aprovechándose de las asistencias del base. Esta semana Wall ha promediado 25 puntos, 6 rebotes, 10 asistencias y 3 robos por choque para tres victorias que aúpan a Washington a volver a meterse en la pelea. Quizás tenga razón Wall cuando dice que merece ser el base titular del este en el All Star, aunque sea Irving de momento por votaciones.

Otros jugadores a destacar: Marc Gasol, Jimmy Butler, Ryan Anderson, DeMarcus Cousins, Stephen Curry, Kevin Durant, Russell Westbrook, Damian Lillard, Victor Oladipo, Kentavious Caldwell-Pope, Andrew Wiggins, Tony Parker, James Harden.

Las decepciones

: Los Cavs pasan por un buen momento. Muchos de sus jugadores están en el pico ascendente de forma y sus números así lo reflejan. LeBron, J.R. Smith y Shumpert han mejorado e Irving ha empezado bien tras la lesión, pero hay un miembro que está muy por debajo de lo esperado o de lo que debería dar, y es Kevin Love. Esta semana ha promediado 12 puntos y 12 rebotes por partido. Es cierto que sus números no son del todo malos pero sus porcentajes de tiro han sido desastrosos anotando 13 de 42 tiros. El problema de Love es que hemos conocido al Love bueno en Minnesota, aquel jugador que era capaz de hacer partidos de 20-20 e incluso llegar a los 30-30, y el de ahora es una versión muy empeorada. Sus partidos se limitan en muchos momentos a esperar la penetración de James y abrirse para lanzar el triple. Seguro que a él no le importa sacrificarse para ganar un anillo pero se echa de menos aquel jugador tan dominante. Si vuelve a ser más agresivo jugando por dentro y vuelve a encontrar buenos porcentajes, las opciones de Cleveland crecerán considerablemente.

: Es duro destacar negativamente a dos jugadores del mismo equipo, y todavía más si el equipo está en una buena racha, pero algo ha pasado en Cleveland con Mozgov. Llegó el año pasado a mitad de temporada como un regalo por la falta de jugadores interiores de los Cavs y rápidamente se hizo con el puesto de cinco titular. El ruso sorprendió positivamente a todo el mundo con un buen juego de pies, mucha intimidación y buen pick and roll y fue una pieza clave en el buen hacer de los Cavaliers en Playoffs. Sin embargo Blatt lo está sacando poco a poco del equipo, donde ha ido perdiendo protagonismo. El Small Ball va tomando forma con Tristan Thompson de pívot titular y parece que cuando está en pista Mozgov molesta más que aporta. Últimamente los rumores de traspaso se ciernen sobre él. Extraño caso y seguramente mucha gente estaría en contra de su salida.

: A estas alturas de temporada es fácil encontrar jugadores estancados en su progresión y uno de ellos es Mirotic. El jugador español de los Bulls empezó el curso a un nivel estelar sorprendiendo y agradando a todos. Después llegó su irregularidad sumada a la del propio equipo, y un Hoiberg que no sabía qué quinteto poner en pista, y que acabó con Niko en el banquillo un buen puñado de encuentros. Sus números fueron descendiendo pero hace poco ha vuelto a recuperar su sitio con los titulares, aunque sigue sin despejar dudas. Es capaz de hacer partidos de 20 puntos, y alternarlos con partidos de 0. Esta semana ha sido negativa con una victoria y dos derrotas, y con 8 puntos y 4 rebotes para un Mirotic que ha anotado 8 de sus 30 tiros. Con el sistema de juego del nuevo entrenador, Chicago necesita que sus tiradores encesten sus triples para que sea efectivo, veremos qué depara el resto de regular season.

: Frustración es la palabra que describe el sentimiento de los seguidores de Lee. Lejos queda el Knickerbocker que hacía 20-10 prácticamente sin descalzarse en cada partido. Steve Kerr no le usó demasiado en el anillo de los Warriors y muchos se llevaban las manos a la cabeza al no entender el desaprovechamiento de este gran jugador. Este verano llegaba a Boston y parecía el destino perfecto para volver a recuperarlo, pero nada más lejos de la realidad. Brad Stevens lo está sacando poco a poco de la rotación y ya lleva varios partidos sin minutos, así que parece que Kerr no estaba tan loco y puede ser que el problema lo tenga Lee, que ya no es capaz de hacer lo que hacía en New York. Tremenda decepción que puede acrecentarse todavía más si vuelve a salir traspasado. Esperemos que aún quede esperanza y aún quede jugador.

: Estaba claro que la temporada que hizo Atlanta el año pasado era irrepetible, ya que coincidieron 5 jugadores en el mejor momento de su carrera. Este año han perdido a Carroll y los otros cuatro cuentan con un año más a sus espaldas, además de que dos de ellos están muy lejos de su mejor versión. Todo junto hace que los Hawks anden en un momento convulso e irregular nada parecido a lo vivido el anterior curso. Al mal momento de Korver hay que unir el pésimo estado del base Jeff Teague. Muchos discutieron su elección para el pasado All Star pero la verdad es que lo mereció. Por sensaciones el Teague de este año es peor, penetrando mucho menos, siendo menos agresivo y fallando más tiros, y en las estadísticas también baja, con un punto menos y casi dos asistencias menos de media respecto al año pasado. Esta semana negativa con dos derrotas y una victoria, el base ha promediado 10 puntos, 3 rebotes y 7 asistencias, números muy bajos que dejan claro que la progresión del jugador se ha estancado por completo.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional sobre la NBA además de apoyar nuestra labor de forma directa.

Aquí te contamos más. ¡Únete!