¿Cómo lo han hecho los equipos en verano? División Noroeste

Tercera entrega sobre nuestro serial de cómo han trabajado las franquicias en el mercado estival. Tras haber tratado la Pacífico y la Suroeste, hoy cerramos el Oeste con la División Noroeste, donde ha habido un protagonista principal: Oklahoma. Los han copado buena parte del mercado con dos movimientos importantes. Veamos

Pudieron retener a Paul George

Cuando todo, o casi todo, el mundo pensaba que Paul George acabaría el 1 de julio en los Lakers, ese mismo día la agencia libre arrancaba con la renovación del jugador con los Thunder por cuatro años y 136,9 millones de dólares. Asegurado PG, tocaba quitarse de encima el contrato de más de 25 millones de dólares de , porque los Thunder, pagadores hasta la extenuación del impuesto de lujo, debían recortar la factura por algún sitio. Así que triunfaron al enviar a Melo a los Hawks a cambio de Dennis Schröder y que luego en Atlanta se apañaran con el contrato de Carmelo. Ya saben cómo terminó la historia.

Además de estos movimientos, pudieron retener a Raymond Felton y a Jerami Grant y apostaron por Nerlens Noel, uno de los mayores talentos jóvenes en su puesto pero que sigue sin arrancar en la NBA en los últimos tiempos. A finales ya de verano, usando la Stretch Provision, quitaron otro poco de losa en su impuesto de lujo y despidieron a Kyle Singler.

¿Deng?

Minnesota no ha sonado mucho en el mercado, pero ha mostrado actividad, aunque menos vistosa, quizá. Perdieron a Nemanja Bjelica, pero firmaron a su pick de primera ronda del Draft, Josh Okogie, contrataron a C.J. Williams con un acuerdo dual y le dieron un contrato parcialmente garantizado a James Nunnally. Además, y por encima de estas operaciones, consiguieron llevar a un año a Minneapolis y renovar a .

Otro cantar ya es la continuidad de , que tienen opción de jugador para salir de Minnesota en julio de 2019. Las cosas no han ido como deseaban en la franquicia al respecto de la renovación de Jimmy Buckets y ahora mismo no se descarta cualquier final a esta cuestión. Y Luol Deng… el ya exjugador de los Lakers se reunirá con Minnesota para tratar la posibilidad de incorporarse como parte activa de la plantilla. Sería la vuelta del jugador al lado de Tom Thibodeau, con quien dio lo mejor de sí en sus días de Chicago. Los Wolves, sitio en la plantilla para Deng tienen.

Denver acierta

Primero, porque si el plan sale bien, adquirir con el número 14 del Draft a ya es un movimiento estelar. El jugador, renqueante de sus problemas de espalda, tiene tras de sí las dudas sobre su estado físico, pero ¿quién no querría tener a un nombre al que llegaron a colocar en el número 1 del Draft?

Porter Jr. fue el primer trabajo notable de los antes de que se abriera el mercado. Luego una vez ahí, ataron rápido y con buenos cheques a Will Barton y a Nikola Jokic, responsables en buena medida de que los de Colorado tuvieran opciones de estar en playoffs hasta el último segundo del último partido de la Temporada Regular. Junto con ello, alejaron de su libro de salarios a Darrell Arthur y a Kenneth Faried, a los que enviaron a los Nets. Y trajeron a quien en 2017 tenía la NBA a sus pies y que 12 meses después estaba medio defenestrado. Sí, . Y por apenas 2 millones de dólares. De salir bien, otra ganga.

Utah y Blazers: la vida sigue igual

Lo que no supone necesariamente que esté mal. Los campeones de la Noroeste en 2018, los Blazers, no han querido dar volantazos a su gestión, a pesar de que después de un gran curso en el Oeste, fracasaron en los playoffs al ser barridos por los Pelicans en la primera ronda (4-0). Así que sus noticias se han reducido a la renovación millonaria de Jusuf Nurkic, 48 millones por cuatro temporadas, y a las llegadas de , que no jugó por lesión toda la 2017-18, y de Nik Stauskas, este último por el mínimo y como fichaje para la segunda o tercera línea de rotación, en una escuadra que cuenta con Damian Lillard, con C.J. McCollum y con el propio Nurkic como estiletes.

Utah, por su parte, enamoró a la NBA con un 2018 impecable y un racha de victorias que le hizo entrar en los playoffs cuando, a finales de 2017 estaba lejos de esa cota. Una vez allí, llegaron hasta la segunda ronda tras tumbar a los Thunder. Entonces, en Salt Lake City pensaron que lo mejor era no tocar nada y se pusieron manos a la obra para retener a las piezas susceptibles de marcharse. Renovaron a Derrick Favors, a Raul Neto, a Georges Niang  y a Dante Exum, añadieron a su elección del Draft, Grayson Allen y dejaron marchar a Jonas Jerebko. Ricky Rubio, Rudy Gobert, Joe Ingles, Donovan Mitchell o Jae Crowder, unidos a los que siguen, dan para muchas esperanzas en los Jazz.