Conociendo a los recién llegados (I) – Jason Kidd e Ime Udoka


Hay una frase que define muy bien las razones por las que Jason Kidd es el nuevo entrenador de los Mavericks. Las dijo él mismo durante su estancia en el banquillo de Milwaukee. “Ojalá hubiese medido siete pies” revelaba el entonces entrenador de los Bucks cuando le preguntaban por la evolución de Antetokounmpo como base del equipo. Kidd, segundo mayor asistente de la historia de la NBA, envidiaba los ángulos de pase que abría una envergadura como la de Giannis en manos de un buen gestor de juego. Es cierto que sus temporadas en Wisconsin fueron decepcionantes en lo deportivo, pues dejó el banquillo con récord negativo y apeado de las dos primeras rondas de playoffs que alcanzó. Pero es innegable su contribución en el crecimiento creativo de Antetokuonmpo, al que convirtió en base para que Budenholzer y el propio Giannis terminasen de forjar al dos veces MVP. Supongo que será esta supuesta habilidad para gestionar jugadores que absorben la práctica totalidad del juego la que haya llevado a Jason Kidd de vuelta a Dallas. Porque más allá de el posible influjo que tenga sobre Luka Doncic, no hay muchos argumentos que secunden su llegada al equipo.


Para leer este texto completo y acceder a muchas más ventajas suscríbete a Extra nbamaniacs (nbamaniacs.com sin publicidad + podcast + textos especiales + newsletter + chat en Discord con redactores y otros suscriptores)

EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.