DeAndre Ayton: entre la familia y el baloncesto


La carrera de Deandre Ayton ha sido un ejercicio constante de paciencia y determinación. Así como una batalla para alcanzar el equilibrio entre la pasión por el baloncesto, el amor por su familia y el apego a sus raíces.

Las presiones personales y externas se han establecido como unas compañeras inseparables de vida. Aceptó la exigencia que supone ser elegido número uno del draft y el desafío que implica elevarse como uno de los líderes de un emergente candidato al anillo en la NBA. Un reto deportivo que, en su caso, lleva implícita una responsabilidad social: ser uno de los principales rostros del deporte en su Bahamas natal. “Mi deseo es que, a partir de ahora, más niños opten por el baloncesto”, declararía el primer ministro del país, Hubert Minnis.

Los habitantes del archipiélago tuvieron antes a otro referente de la pelota naranja: Mychal Thompson, padre del actual escolta de Golden State Warriors, Klay Thompson. Un jugador que, curiosamente, también fue elegido en primera posición del draft. Solo que cuarenta años antes, en 1978. En aquella época, los principales avances tecnológicos comprendían la calculadora electrónica o el walkman, por lo que la difusión de la NBA se hallaba todavía en pañales.


Para leer este texto completo y acceder a muchas más ventajas suscríbete a Extra nbamaniacs (nbamaniacs.com sin publicidad + podcast + textos especiales + newsletter + chat en Discord con redactores y otros suscriptores)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.