El debate: ¿quiénes son los vencedores y los perdedores del ‘mega-traspaso’?


¡Atentos que vienen curvas! Esta madrugada han dado comienzo las hostilidades. A menos de 48 horas para el cierre del mercado, la NBA nos ha ofrecido el primer movimiento importante en forma de mega-traspaso en el que se han visto involucradas cuatro franquicias y hasta doce jugadores. En el enlace tienes toda la información sobre la operación de forma mucho más profunda y esquematizada, así que me voy a permitir la licencia de replicar simplemente la tabla en la que se recoge el nuevo destino de los jugadores que han formado parte.

OrigenJugadorDestino
HoustonClint CapelaAtlanta
HoustonNenê HilarioAtlanta
DenverJarred VanderbiltMinnesota
DenverMalik BeasleyMinnesota
DenverJuancho HernangómezMinnesota
AtlantaEvan TurnerMinnesota
Atlanta1º ronda 2020 (protegida 1-14)Minnesota
Atlanta2ª rondaHouston
MinnesotaRobert CovingtonHouston
MinnesotaJordan BellHouston
MinnesotaNoah VonlehDenver
MinnesotaKeita Bates-DiopDenver
MinnesotaShabazz NapierDenver
HoustonGerald GreenDenver
Houston1ª rondaDenver

A lo largo de la mañana he tenido tiempo de digerir minuciosamente la operación y los posibles detalles ocultos de la misma antes de hacer una valoración real de lo que supone para todas y cada una de las partes firmantes. Porque el mercado no es perfecto (lo siento, Adam Smith) y no todos reciben en contrapartida el mismo valor que el resto ni todas las piezas deseadas. Del mismo modo que existen errores y aciertos. Así que vayamos al grano, ¿quiénes han sido los grandes vencedores y perdedores en esta maniobra múltiple? Ofrezco, primero, mi análisis.

Houston Rockets

Los Rockets han confirmado su evidente y arriesgada apuesta por el small-ball. De una forma impensable hasta no hace mucho y hasta sus últimas consecuencias. Sin Clint Capela y con Hartenstein y Chandler calentando el banquillo, se confirma que a D’Antoni le ha gustado mucho el experimento con Tucker de ‘5’. Los resultados le respaldan. Tres victorias consecutivas, una ofensiva imparable y un dato demoledor: los Rockets tienen un balance de 10-1 sin Capela. Y un 22-17 con él. ¡Goodbye, Petit Suisse!

Ahora, Covington profundizará en este nuevo paradigma. Tucker y él se repartirán gran parte de los minutos en la pintura y Jordan Bell se convertirá más en un complemento que en una realidad efectiva. Una apuesta, repito, arriesgada, pero D’Antoni morirá con sus ideales. Y en unos playoffs ante un Anthony Davis, un Rudy Gobert o un Nikola Jokic pueden pagar un precio muy alto. James Harden y Russell Westbrook pueden no ser suficientes. El riesgo por bandera.

Pero, ¡ojo!, que no queda todo dicho. La salida de Capela le brinda a los Rockets un suculento regalo: 12 millones de dólares que podrán utilizar como les plazca. Espero que para asegurar el rebote, un solar tras la partida del suizo. Y ahí empiezan a entrar en juego nombres como el de Baynes, Holmes o Dedmon. Quizá no está todo perdido.

Minnesota Timberwolves

Ni fu ni fa. El traspaso por sí mismo dice poco, así que debemos imaginar que han dado un pequeño paso como aviso previo a otro movimiento posterior. Moler el grano antes de hacer el pan. A excepción de Vanderbilt (aunque su contrato para la próxima temporada no es garantizado), todos los jugadores recibidos por los Wolves son expiring. Todo se resume, así, en dos puntos: liberar carga salarial y una primera ronda protegida hasta 2022 que los Nets deberían poder salvar.

¿A qué conduce todo esto? Esa será la gran cuestión a desvelar. Todo dependerá de lo que haga Gersson Rosas de aquí en adelante. Al menos uno o dos movimientos más se traen entre manos. El problema es que no sabemos cuáles son esos acuerdos ni cuándo sucederán. Los Wolves han sido un desastre desde mediados de noviembre y en Minnesota tienen que tomar una decisión y mover ficha. El gran deseo sigue siendo D’Angelo Russell (en apenas un mes se han desprendido de sus dos bases, Teague y Napier). Pero todo apunta a que el contrato de Andrew Wiggins será pieza fundamental en cualquier movimiento.

Un tercer punto a tener en cuenta es hasta qué punto estarían interesados en Minnesota en igualar las ofertas que les lleguen por Beasley y Juancho en verano. No descartemos nada de momento.

Denver Nuggets

Qué bien están haciendo las cosas en Colorado, sin meterse en líos y sin hacer apenas ruido. Y lo más importante: manteniéndose fieles a una identidad bien definida. Rockets, Hawks y Wolves necesitaban una cuarta franquicia para que todo cuadrara y los Nuggets se colaron en la fiesta. Sin volverse locos.

La llegada de Jerami Grant y la cada vez mayor relevancia de Michael Porter Jr. había saturado las posiciones de ‘4’ y ‘3’ y las mudanzas tarde o temprano iban a producirse. Les ha tocado a Juancho y a Beasley, quienes se convertirán en agentes libres restringidos este verano. En su lugar, refuerzan los puestos de base y de pívot con Napier y Vonleh (Plumlee y Millsap acaban contrato), además de recibir a un joven muy, muy interesante como Keita Bates-Diop y una primera ronda de Houston. Los Nuggets tenían una de las plantillas más profundas de la NBA. Ahora también una de las más compensadas y versátiles. Tim Connelly, ¡chapeau! Y aún así… no sé por qué me da que quizá tengan algo más preparado…

Atlanta Hawks

Travis Schlenk sabe muy bien lo que es cocinar un proyecto a fuego lento. Pieza a pieza, construyendo poco a poco un equipo que sea capaz de revolucionar la competición. Ya lo hizo durante sus años en Golden State. Ahora pretende emular aquel éxito en la lejana Atlanta. Porque, y en esto creo que la gran mayoría estamos de acuerdo, los Hawks han salido como los grandes vencedores de la noche. Por conseguir justamente lo que necesitaban a un precio irrisorio.

Por Capela, Schlenk ha supuesto sobre la mesa un paquete compuesto por un expiring sin relevancia (Evan Turner), una primera ronda (protegida de los Nets, no la suya propia) y una segunda ronda. Es decir, prácticamente por nada. El pívot aterriza en Atlanta con el fin de ofrecer al equipo la estabilidad defensiva interior que tanto necesitaban. Defensa, rebote… y ojo a todo lo que ofrecerá en ataque junto a Trae Young, mientras Collins continúa su transformación hacia un perfil más alejado del aro.

Su salario es mucho menor al que habría exigido Andre Drummond y por delante le restan todavía otras tres temporadas de contrato. Y, mucho ojo, sus 25 años de edad encajan perfectamente dentro del prometedor núcleo del equipo. Si Capela mantiene una regularidad y elude las lesiones, los Hawks han recibido su gran regalo de la agencia libre con meses de antelación.

Queremos saber tu opinión

¡Espero no haberme dejado nada importante en el tintero! Pero para eso también estás tú, querido lector. Te toca salir a la cancha. O, más bien, entrar en los despachos. ¿Qué te ha parecido este mega-traspaso?, ¿quiénes han sido los ganadores y perdedores de esta operación?

Estamos encantados de poder conocer tu postura al respecto. Déjanos tu opinión en la caja de comentarios. ¡Te leemos!

(Fotografía de portada de Takashi Aoyama/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.