Equipos NBA sin anillo: cuando Patrick Ewing sacó a los Knicks de la UCI


Cuenta la leyenda que los New York Knicks del siglo XX eran una organización respetada. Que nadie hacía chistes con lo que ocurría entre bastidores y que, sobre todo, dentro de la pista las rotativas imprimían buenas noticias cada poco.

Desde el año 1967 al 2000, la franquicia solo se perdió las eliminatorias por el título en ocho ocasiones; y del 81 al 2000, en cuatro. Cosecha quimérica vista hoy en día contando las solo cinco apariciones en playoffs desde el 2001, solo una superando la primera ronda.

Alumbrada en los principios del baloncesto profesional en Estados Unidos (1946), New York hasta levantó dos campeonatos (1970 y 1973) antes de encarar la década de los 90. En ella, los Knicks recogieron el testigo de sus ancestros como gallito de la Liga dentro de la urbe más cosmopolita de Occidente. Fueron, en esencia, epílogo de un gran conjunto que en el siglo actual vive sus horas más bajas.

De hecho, desde que —no es coincidencia— James Dolan se puso al aparato en el año 2000, la organización ha recogido el peor botín para un dueño del deporte profesional americano; solo empeorado por los catatónicos Clippers del malogrado Donald Sterling.

19 temporadas al frente y cinco playoffs. 13 entrenadores. Un imperio que se desacredita con mirarlo tres segundos. No en vano, las dos últimas temporadas, sin contar la presente, supusieron las dos peores de la historia de la franquicia en 74 años.

Tales pistas hablan de un paciente crítico; diagnóstico que empeora al saber que los Knicks ostentan el peor récord de la NBA en el siglo XXI pese a pagar más impuesto de lujo que nadie. Pura fórmula de desastre. Y aun con ella siguen como organización que más dinero vale de la Liga: 4.600 millones de dólares y mantienen liderato por quinto año seguido. Propinas de alojarse en la Gran Manzana.

El caso es que hace ahora tres décadas, los Knicks fueron otra historia. Un conjunto que acumulaba 14 apariciones seguidas en playoffs, dos Finales en cinco años —ambas perdidas— y otras tantas finales de Conferencia Este. Las antípodas de cómo lucen cuero cabelludo en la actualidad.

Todo comenzó en 1985, en una ceremonia del draft de las más polémicas de siempre.


Para leer este texto completo y acceder a muchas más ventajas suscríbete a Extra nbamaniacs (nbamaniacs.com sin publicidad + podcast + textos especiales + newsletter + chat en Discord con redactores y otros suscriptores)

Pincha aquí para conocer todos los detalles.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.