Las zapatillas usadas por Michael Jordan encontradas en un trastero

Se piensa que solo existen tres zapatillas con estas características en todo el mundo.

Atentos todos los curiosos del mundo de las zapatillas y coleccionistas de objetos fetiche del mundo del deporte. Unas zapatillas usadas por en su temporada de novato están siendo subastadas hasta el próximo día 23 de febrero.

La empresa Heritage Auctions ofrece en su página web la posibilidad de pujar por una 1, un objeto que ha atraído la atención no solo por lo que es y con quien está relacionado, sino por cómo fue hallado.

La historia detrás de las zapatillas Air Jordan 1

Temporada 1984-85, la primera de Michael Jordan en la NBA. El escolta de los impresiona desde el primer momento y estrena las Air Jordan con la campaña ya empezada. En sus primeros partidos con los en pretemporada y al comienzo de la regular season, Jordan utilizó la Air Ship, la auténtica zapatilla prohibida por la NBA en una combinación de colores rojo y negro.

En febrero de 1985, pasado el All-Star Game que Jordan jugó con la Air Jordan de lengüeta blanca, el escolta utiliza durante algunos partidos —no está claro si fueron tres, cuatro o alguno más— la Jordan 1 en una combinación de colores blanco, rojo y negro que, al igual que la Air Ship estrenada en octubre de 1984, tampoco es aprobada por la NBA por incumplir con los códigos de colores del momento ya que no predominaba el color blanco.

Aquel modelo tenía la lengüeta en color negro y Jordan la usa una de las últimas veces el 17 de febrero de 1985 —jornada en la que cumplió 22 años— en un partido en el vetusto MECCA de Milwaukee que los Bulls pierden ante los Bucks. Días después, el 25 de febrero de 1985, la NBA envía una carta recordando que “las reglas de la liga prohibieron utilizar ciertas zapatillas de baloncesto colores rojo y negro que por el jugador de Chicago Bulls Michael Jordan alrededor del 18 de octubre de 1984”. En dicha carta la NBA se refería a otras zapatillas —la Air Ship roja y negra con blanco únicamente en la media suela—, pero era evidente que Jordan había vuelto a saltarse las reglas con la citadas Jordan de lengüeta negra.

Air Jordan 1 subasta

De Michael a una tienda

Ahí entra en escena Ron Tesmer, propietario hasta 1997 de la tienda de deporte Playmakers ubicada en Milwaukee. Tesmer tenía buena relación varios empleados de los Bucks y llegó a acuerdos con ellos por los que si le llevaban zapatillas usadas por jugadores NBA en partidos en ‘la MECCA’ se las cambiaría por un par de zapatillas nuevas. Así es como Tesmer probablemente se hizo con las Air Jordan 1 que Michael Jordan usó el 17 de febrero de 1985 que ahora se subastan y con una gran colección de zapatillas que mostraba regularmente en el escaparate de su tienda. Una vez que vendió el negocio, Tesmer, según declaraciones realizadas al MIlwaukee Journal Sentinel, guardó algunas de las zapatillas que más le gustaban —las de Michael Jordan, , , George Gervin, Kareem Abdul-Jabbar y Shaquille O’Neal dice él— en una caja dentro de un trastero con llave.

Un nuevo dueño

Cuatro años después, en 2001, el centro comercial en el que se econtraba Playmakers, Capitol Court Mall, va a ser demolido y uno de los trabajadores de mantenimiento, Larry Drew, encuentra una caja de zapatillas en un trastero. Al reconocer una Air Jordan 1 con fecha de fabricación del 8 de noviembre de 1984 que además está firmada se lleva esa y más zapatillas a su casa. “Vi la caja y dije, ‘Esto no se va a la basura’”, cuenta años después Drew sobre aquel momento.

Enero de 2018. Han pasado 17 años y Larry Drew decide regalar algunas de aquellas zapatillas a su futuro yerno, Donald Griffin. Le empieza a mostrar zapatillas de Dennis Johnson, Dominique Wilkins, Larry Bird, James Worthy, Kareem Abdul-Jabbar, Junior Bridgeman y deja para el final la más valiosa, la Air Jordan 1 de 1985.

A los pocos días Griffin, un seguidor de Jordan, decide investigar más sobre la zapatilla contactando con coleccionistas y llega a la conclusión de que se cree que no existen el mundo más de tres pares de zapatillas de esta versión que fuesen usadas por Michael Jordan como también puede indicar la existencia de una plantilla azul que el jugador de los Bulls se ponía con el fin de obtener mayor comodidad. Y como remate final, las zapatillas en posesión de Awe y Griffin tienen la firma “My Very Best” (“mis mejores deseos”), una frase que Jordan solo usó en autógrafos al principio de su carrera de acuerdo a diversos indicios.

La subasta

Llegamos a 2019 y los poseedores de las zapatillas ponen en subasta el preciado objeto de deseo a través de Heritage Auctions. Su director, Chris Nerat, explica que las zapatillas son como “un tesoro escondido” y que estima que su valor final alcanzará varios múltiplos del precio inicial, establecido en 5.000 dólares. “Heritage considera que esta Air Jordan es la más significativa que existe y no creo que estemos exagerando”, afirma Nerat.

Que las zapatillas terminen en manos del ganador de la subasta aún no está claro ya que Tesmer, al enterarse de la subasta, ha vuelto a saber sobre unas zapatillas que parece que estuvieron bajo su control durante más de una década. “Creía que las había perdido y ahora aparecen de nuevo. 20 años después de repente están ahí”, dice Tesmer, quien está tratando de detener la subasta. Heritage Auctions ha explicado que permite que a través de la ley el sistema judicial intervenga para determinar quien es el dueño del artículo, por lo que ahora está en el tejado de Tesmer ser capaz de demostrar que las zapatillas Air Jordan 1 firmadas del trastero son suyas y es su legítimo dueño.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Howard vuelve a Washington para ultimar su recuperación

Olvídense, el Real Madrid no se va a ir a la NBA

Siguiente