Finales NBA 2019: cita con la historia pasada, reciente y futura


Nadie alcanzaba cinco Finales de la NBA de manera consecutiva desde que Boston detuviese la cuenta en diez (!) entre 1957 y 1966… Hace varias, muchas, décadas.

Estos Warriors, como generación, han hecho ya historia por infinidad de flancos pero podrían seguir redactando capítulos para la memoria con su tercer anillo en tres años y el cuarto en cinco temporadas, algo que desde los citados Celtics 50’s y 60’s la liga no ha vuelto a presenciar jamás.

Enfrente de los campeones, el aspirante esta vez es el primer equipo no estadounidense que llega a la ronda final por el título. Los Raptors no podrían tener menos antecedentes en las Finales, pues están debutando en unas, y al mismo tiempo su mejor jugador, Kawhi Leonard, es muy consciente del terreno por el que está a punto de pisar.

Como jugador de los Spurs, Leonard ya reventó la fiesta de Miami Heat en 2014; los camaradas playeros de LeBron James confiaban en su tercer título seguido pero Leonard (MVP de aquellas Finales) lideró la rebelión de San Antonio, que desbarató el Three-peat de los Heat. En una muy parecida misión está ahora Leonard, pues su objetivo es sabotear el primer trébol dinástico desde los Bulls de Michael Jordan (1996-1998) y los Lakers de Shaq y Kobe (2000-2002).

Sin Duncan, Kobe, Wade y LeBron

Más datos históricos de estas Finales 2019. Será la primera edición desde 1998 (sí, M.J.) en la que no participen LeBron James, Kobe Bryant, Dwyane Wade o Tim Duncan. Cuatro jugadores que han dominado las dos últimas décadas (21 años) en la liga y sobre los que ha caído el papel más protagonista posible en cuanto a presencias en la eliminatoria decisiva.

Las Finales 2019 suponen una cita con la historia sea cual sea el signo de la eliminatoria, y presentan varios epígrafes que pueden resultar cruciales en el desarrollo de la serie.

Con y sin Durant

Golden State es ligeramente favorito en este momento, sin Kevin Durant habilitado para competir y con DeMarcus Cousins de vuelta tras mes y medio sin jugar. Toronto puede tener sus opciones ante los Warriors sin KD, aunque no sea favorito, pero si Durant puede volver en algún momento de la serie y puede hacerlo a un nivel aceptable, ahí las opciones de los Raptors se deterioran.

En Golden State sacan brillo a la paradoja de que p ueden jugar de manera menos vistosa con Kevin Durant (por qué negarlo) pero al mismo tiempo son mucho más invencibles con él; vamos, que jugar con menos inversión en artificio nunca ha de significar ganar menos.

Kawhi más defensa

Kawhi Leonard, o sexto máximo anotador histórico de unos playoffs antes de las Finales, lidera unos Raptors muy gráciles y efectivos en defensa desde el inicio de las eliminatorias. Ahí está otra de las claves. Los Warriors tendrán ante Toronto, seguramente, el entramado defensivo más contestatario de toda la postemporada, pero los Raptors estrenarán también el peor rival posible en ataque y defensa. O sea, ninguno de los dos conjuntos se ha enfrentado a un interlocutor tan potente en los cruces de 2019. Houston lo fue hasta el 2-2 pero después no hubo color con la resolución que mostraron los Warriors.

La defensa de los Toronto Raptors es una de las claves que pueden definir la suerte de las Finales pero tendrá que replantearse muchas cosas.

Si ante Milwaukee la premisa en Toronto era atestar la zona de hombres para poder atorar a Anteto, sin dejar desguarecido el triple, ahora el reto defensivo del equipo de Nick Nurse es justo el antónimo: erosionar el acierto exterior de Stephen Curry y Klay Thompson sobre todo. Ellos además, suponen una amenaza del todo diferente a Giannis Antetokounmpo, pues su tiempo de ejecución es mucho más corto y mantienen la posesión mucho menos tiempo antes de convertir en canasta.

El papel de Cousins

Está por ver qué papel guarda Steve Kerr para el resucitado Cousins, pero su regreso puede hasta ser aliado de los Raptors. Con él en cancha, Marc Gasol tendrá delante a un jugador de un ritmo similar al suyo y del que no tendrá que estar corriendo detrás mucho tiempo o cambiando en los bloqueos. Cuando Gasol esté con Draymond Green (smallball), de hecho, lo más inteligente puede ser dejarle tirar y no salir a taparle al triple para no desmembrar la defensa de Toronto nada más empezar las jugadas. Si Green empieza a fallar los tiros, esa puede ser una vía de agua para los Warriors, que Draymond pierda concentración.

No olvidemos que, hablando de la utilidad de Marc o del smallball, Steve Kerr seguro que sabe explotar la presencia de Gasol, pues apostará por los quintetos pequeños durante muchos minutos, más con Cousins casi convaleciente y Durant todavía fuera de juego.

Iguodala, ¿suficiente con Kawhi?

Los Raptors están provistos de jugadores inteligentes y físicos que pueden asumir el reto de los cambios constates que planteará el equipo de Oakland a la hora atacar. Están preparados tras la gran demostración defensiva ante los Bucks.

También han defendido a nivel casi literario los Warriors para llegar a las Finales. Aun sin Durant, poseen a Andre Iguodala que puede realizar un gran trabajo sobre Kawhi Leonard: dispone de la experiencia y el físico para minar la producción del alero de los Raptors.

¿Y el ataque de los Raptors, qué? Mucho más si Iguodala tiene éxito con Leonard, en el equipo canadiense no pueden confiarlo todo al verso libre de su estrella; porque en muchos momentos de los playoffs 2019, si Kawhi no funcionaba, el atasco mental era de área metropolitana. La diferencia de estar con o sin él en cancha durante la postemporada es de 27 puntos por cada 100 posesiones (!!). Los Raptors han sido 27 puntos peores sin él en pista; toda una sangría que de mantenerse supondría excavar su propia tumba ante el vigente campeón. Así que los Raptors necesitan a todos sus jugadores en máximo de producción. Las armas son inmejorables en la plantilla de Toronto.

Atacar a Curry

En ataque, sería lógico que los Raptors abusasen de emparejamientos favorables atacando por el lado de Stephen Curry, con quien muchos de los canadienses pueden presentar ventaja a la hora de atacar.

Y en el caso de Golden State, ya se sabe que si Curry, Thompson y Green encuentran el trance de pasadas ediciones, poco que hacer tendrán en el equipo canadiense sino ir a por un combate los puntos y estar igual de acertados en ataque.

Favoritos son los Warriors aun con las bajas (Durant) y limitaciones (Cousins); si vuelve KD el guión podría terminar tan pronto como la última temporada de Juego de Tronos. No obstante, los Raptors merecen el beneficio de la duda por haber llegado a las Finales sobreponiéndose al mejor equipo del Este en liga regular y por tener a Kawhi Leonard. En 2017, año en el que los Warriors barrieron en playoffs (una sola derrota en 17 partidos) estrenando presencia de Durant, el único jugador capaz de contener al combinado de la Bahía fue Kawhi Leonard… Fue solo por unos cuartos, hasta que cayó lesionado ante las artes de Zaza Pachulia. Bien, pues a Kawhi se le ha presentado dos años después su primer derecho a vengarse justo antes de que estos Warriors puedan deshacerse para siempre.

Cita con la historia reciente, pasada y futura. Eso son las Finales de la NBA.

(Fotografía de portada: Ezra Shaw/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.