Houston Rockets: entre la reconstrucción y la última bala


Todas las revoluciones presentan un desenlace común: inevitablemente, terminan. Se extinguen. Ya sea por la respuesta contrarrevolucionaria del entorno o por una asimilación de la misma tan amplia que termine por extenderse por los parámetros de lo cotidiano. De lo normal. De lo pragmático.

Las revoluciones deportivas no son distintas. Pero a diferencia de otras, como las políticas o las sociales, estas no regalan una fecha histórica concreta que sirva para su identificación en las hemerotecas. Vienen y van. Se adentran en lo más profundo y visceral de la actualidad, plantan su semilla y esta germina de tal forma que cuando alcanza la cima de la pirámide ya ha sido prácticamente asimilada. La gente lo acepta, se acostumbra y sigue adelante con su vida como si nada pasara.

Así ha ocurrido con la analítica dentro del mundo del baloncesto. De manera más concreta, en la NBA, donde ha protagonizado un ascenso sin precedentes. Ahora, todos los equipos disponen de un equipo de recogida, análisis e interpretación de datos a todos los niveles, cuando hace poco más de un lustro parecía impensable. Fue Daryl Morey el que inició esta ansia por la explotación de las estadísticas avanzadas, hace 13 años, cuando recaló en Texas. El ya ex general manager de los Rockets se ha erigido como el primer hombre de números de la NBA. Un camino que han seguido el resto de franquicias y que, a partir de ahora, también tendrán que dibujar en Houston. Sin él. Y sin Mike D’Antoni, el entrenador que entrelazó el concepto del run-and-gun con el del Moreyball del directivo para forjar un sistema sin precedentes sustentado sobre un alto ritmo de juego, el triple y la ausencia de hombres altos.


Para leer este texto completo y acceder a muchas más ventajas suscríbete a Extra nbamaniacs (nbamaniacs.com sin publicidad + podcast + textos especiales + newsletter + chat en Discord con redactores y otros suscriptores)

EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.