JaMychal Green, el escudero por el que peleó Marc Gasol

ha vuelto. Su caso fue parecido al de Gordon Hayward en el inicio de temporada, pero nimio en cuanto a la gravedad del hecho. Green se lesionó el tobillo, un esguince en el izquierdo que le ha obligado a estar parado un mes. Era un nuevo comienzo para él, al igual que para Hayward. Jugó 3 minutos y se lesionó, pero eso no le ha privado de conservar el hambre en un año importante para él.



Fue agente libre restringido este verano y su negociación fue de las más largas de toda la . Aceptó la propuesta de la gerencia el 27 de septiembre, con toda la pretemporada ya planificada. Había sitio para él desde un principio, pero apostó por una renovación al alza que creyó ganada y así le llegó finalmente.

Green inicia una temporada en un estatus más que importante en su franquicia, Memphis . Ya no es que sea titular en el esquema, es que es el sostén de una idea con la que va fuerte para tratar de preservar la identidad que se han ganado con los años.

Con la marcha de Zach Randolph, la posición de ala-pívot ha quedado en sola posesión de JaMychal. Mucha tela para un franquicia de corta edad en la que ya han destacado nombres como Shareef Abdur-Rahim o Pau Gasol en esa posición. No es sencillo, pero su máximo valedor es alguien que manda bastante y cuya opinión es fácilmente contrastable.

Embed from Getty Images

La influencia de Marc

El gran valedor de JaMychal Green no está en el banquillo ni trabaja en los despachos. Es jugador, juega cerquita suyo y también capitanea el equipo. Es .

“Es una bendición que Marc me apoye. Me da confianza. Juego más duro y creo más en mí sabiendo que un veterano como él, alguien que puede llegar al Salón de la Fama, me está apoyando”, dice.

Durante la pretemporada de 2016, hace más de un año, Marc Gasol notó que podía mejorar al emparejarse con él. Zach Randolph, que ya llevaba una década como sólida estrella en la liga, iba a ser el reemplazado. Y no era fácil. La convicción del pívot español era total, tanto que logró que jugadores, entrenadores y directivos abrazaran la idea con optimismo. Desde la prensa local se habla de “química natural” entre ambos.

Randolph acabó entre los candidatos a Sexto Hombre del Año saliendo desde el banquillo y Gasol brilló más por tener a un escudero como Green al lado. En un equipo que lo fía todo a eso, al equipo como colectivo, la química se reforzó más. Los Grizzlies, con esos ajustes, llegaron un año más a los playoffs cuando las predicciones previas (Take tha for data) no eran tan halagüeñas.

Factoría Popovich

Green no ha tenido fácil el hacerse un hueco en el panorama estelar de la NBA. Jugó en la Universidad de Alabama, de donde es oriundo, pero no destacó lo suficiente. Tanto es así que se presentó al Draft 2012 y nadie elegió. Tenía que pasar por la travesía del desierto.

Hace un tiempo resaltábamos aquí el caso de Jonathon Simmons. Es un caso parecido al de Green. Jugadores muy físicos, que destacan más por eso que por el talento técnico, pero con una capacidad de trabajo y entrega que enamora. Y ambos dejaron ‘in love’ al mismo hombre, uno que se caracteriza por saber ver la calidad donde otros no: Gregg Popovich. Bueno, y R.C. Buford. Los dos nombres de los Spurs van siempre de la mano, pero siempre destacamos al más famoso aunque haya doble crédito.

Embed from Getty Images

En 2012 a JaMychal Green le llegó una llamada de los Spurs. Era para que probara con su equipo asociado de la liga de desarrollo, Austin Toros. Allí estuvo una temporada. Tras ella, decidió probar la NBA a otro nivel pero se quedó en el corte de pretemporada que hicieron los Clippers. Nuevo mazazo. No paró, quería que se le viera, quería progresar, y se fue a Francia a intentarlo, concretamente al Chorale Roanne. Tampoco acompañó la suerte, ya que el equipo descendió a la segunda división del país galo. Y ahí volvió la magia, ya que Austin Toros volvió a llamar a su puerta para una segunda etapa. Ese año ya alternó convocatorias con los Spurs, los de verdad, los de Gregg Popovich.

Pops se quedó prendado del chaval, pero fue un coitus interruptus de manual. Ese mismo verano, el de 2015, ya había otros que se habían dado cuenta de que ahí había algo especial. JaMychal se marchó a los Grizzlies. Ya tenía la oportunidad. Y Popovich se quedó con ganas de más.

“Estoy muy feliz por él. Es un tipo que trabajo muy duro. Lo hace porque no es alguien que haya sido bendecido con un gran abanico de habilidades”, decía. Le comparaba con Avery Johnson por esto mismo y confesaba que “se hubiera quedado si hubiera habido espacio salarial para él”.

Otro jgador para el saco de descubrimientos de Gregg Popovich, y van… [inserte aquí un número de tres cifras]

Nociones tácticas que le dan sentido

¿Cómo ha conseguido Green esa simbiosis con Marc en Memphis? Convencer a Fizdale, un entrenador-jefe con poco tiempo en el cargo pero mucho mamado en años anteriores, no es fácil. Y él lo ha hecho. El propio Green le explicaba muy didácticamente a Shams Charania en Yahoo algunos de estos aspectos.

“Me voy moviendo en ataque para darle espacio a Marc en el poste y que él pueda trabajar desde allí. Si veo que le hacen una defensa de dos contra uno, intento siempre cortar la zona para que me pase la pelota. En esa situación suelo colocarme yo en la línea de tres para que Marc tenga el espacio que necesita”

“Defensivamente trabajo bajo tres principios inamovibles: que no haya nadie en el centro de la zona, que no me sobrepasen con una finta e ir a puntear los tiros siempre que sepa que Marc está detrás mío cubriéndome la posición”

Su hora

Es el momento de que Green soporte más peso sobre sus fornidos hombros. Más todavía con lo bien que lo hizo el equipo en la primera fase de su ausencia . En este inicio de temporada han ganado a rivales como los Rockets, los Clippers o los Warriors antes de cosechar la racha actual de cuatro derrotas seguidas.

Jarell Martin y James Ennis son los que han cubierto su baja, desarrollando un trabajo parecido. Los Grizzlies siguen siendo punteros en la defensa, ya que están en el top-5 en las lista de menos puntos, rebotes, asistencias, robos y tiros concedidos.

JaMychal ya está de vuelta. Y, de la mano de Marc, apuesta por sí mismo como leal escudero de la gran estrella de Memphis Grizzlies.