Jrue Holiday, Milwaukee Bucks y la cima compartida


No es usual que un jugador como Jrue Holiday llegue a la NBA en las condiciones que él lo hizo en 2009. La sobriedad del joven que dejaba California rumbo a Philadelphia suele asociarse a jóvenes que han completado su periplo universitario, madurando su juego durante los cuatro años que lo componen. Pero aquel muchacho que dejaba atrás su etapa de un solo curso en UCLA contaba tan solo 19 primaveras.

Su primera temporada en la mejor liga del planeta transcurrió como un accidente. Los Sixers protagonizaron una pobre regular que supuso el adiós de Eddie Jones como técnico jefe. Para el novato casi fue equivalente a un año como sophomore en la universidad, pero con la experiencia que aporta vestirse de corto en 73 partidos NBA, 51 desde el quinteto inicial.

Transcurridos los primeros meses de su segundo curso Holiday era visto como un veterano de 20 años por toda la liga. A pesar de haber jugado como escolta en la Universidad de California a la sombra de Darren Collison, el joven asumió las funciones de base con una facilidad pasmosa. Aprendiendo a pasos agigantados un rol destinado a aquellos que nacen con él o lo desarrollan paulatinamente a través de la experiencia.


Para leer este texto completo y acceder a muchas más ventajas suscríbete a Extra nbamaniacs (nbamaniacs.com sin publicidad + podcast + textos especiales + newsletter + chat en Discord con redactores y otros suscriptores)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.