La evolución histórica del ‘point-guard’


Las comparaciones generacionales suponen un gran oasis de recursos para todos aquellos aficionados amantes del debate. Discusiones, por otro lado, eternas, ante el propio carácter evolutivo de la NBA. Dos –o más– generaciones distintas de jugadores, que completaron sus carreras en etapas muy diferentes a distintos niveles, confeccionan realidades imposibles de calibrar con base en unos mismos criterios.

La NBA es una de las competiciones que más ha evolucionado a lo largo de los años. Durante mucho tiempo, la tradición y la creencia popular exigía que para ganar era necesario disponen de un coloso en la pintura. Un pívot duro y rocoso. Con fundamentos técnicos. Y cuanto más alto, mejor. Un titán sobre el que construir una ofensiva eficiente y un protector de la retaguardia inexpugnable. Bill Russell, Wilt Chamberlain y George Mikan fueron los primeros jugadores que se adaptaron a esa premisa, dominando la NBA a placer. Se confiaba en ellos como máximos anotadores, reboteadores y mejor jugador del equipo. Su poder era tal que, incluso, la liga hacía y deshacía su reglamento a su merced. “Ofensivamente, un gran pívot tendrá un arsenal de movimientos que harán imposible defenderlo con un solo hombre”, clamaba Kareem Abdul-Jabbar.

No lo tenían tan fácil, sin embargo, aquellos jugadores dotados con unas dimensiones mucho más reducidas. Durante los primeros años de la NBA, el base o point-guard era considerado casi exclusivamente un distribuidor. Su trabajo se limitaba a organizar el ataque, subir la pelota y pasársela a los principales anotadores. Tampoco nos engañemos. Un base tenía una enorme importancia como facilitador, defensor y cerebro del equipo, pero su rutina de trabajo en ataque era muy rígida: pasar primero. Siempre.


Para leer este texto completo y acceder a muchas más ventajas suscríbete a Extra nbamaniacs (nbamaniacs.com sin publicidad + podcast + textos especiales + newsletter + chat en Discord con redactores y otros suscriptores)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.