La formidable temporada de Blake Griffin

Ha establecido el récord de su carrera en puntos y tiros de tres, además de liderar a Detroit y reciclar su juego hasta el límite

De bien nacidos es haber reconocido una labor sobresaliente cuando pasa delante de las narices; y qué gran representante de esa tendencia es el de la temporada 2018-19.

Jugando “con una pierna” y visiblemente lesionado el último partido del calendario, Griffin ha conseguido generar un aplauso prácticamente unánime en la crítica mundial merced a su enorme rendimiento esta temporada. Y eso a pesar de haber caído de manera absoluta en la primera ronda de playoffs ante los inalcanzables Bucks.

Maldita fue su suerte por haberse perdido solo tres de los primeros 75 encuentros de la temporada y después, por fuertes molestias en la rodilla que aún le mantienen lesionado, tener que caerse de los dos primeros encuentros de la serie ante Milwaukee (4-0 finiquitado ayer) y disputar los dos últimos con visibles evidencias de dolor.

Nada de eso empaña el formidable empeño de Blake Griffin esta temporada, quizá hasta lo enaltezca.

Récords en puntos y triples

El ala-pívot de los Detroit ha conseguido el récord de su carrera este curso en puntos (24,5), acierto en tiros de tres puntos (36%) y triples encestados (189, siendo que su anterior récord era de 64).

Precisamente en su novedosa frecuencia con la larga distancia ha llegado gran parte de su éxito en la temporada 2018-19. En un jugador nacido para dominar los aires y hierros a golpe de fuerza anaeróbica y salto, Blake recicló su juego esta temporada hasta el punto de que solo un 40,7 por ciento de sus puntos fueron bajo complicidad de una asistencia. Por comparar valores y épocas, en su temporada rookie el 67% de sus tantos llegaron tras envío certificado.

Hay una diferencia muy notable. El Blake de antes y el de ahora, que posee muchos más recursos y está mucho más pulido técnicamente.

Además de su contribución y vanguardia en los tiros de tres, Griffin mostró un liderazgo soberbio, tirando de un equipo que no todos los días parecía dispuesto a celebrar una victoria y con carencia de actitud en varias fases del año.

Su evolución de recursos a lo largo de los años (tiene 30) es envidiable y eso ha traído consigo un jugador casi nuevo en la presente temporada.

Además de todo lo expuesto, Blake Griffin no bajó los brazos en rebotes (7,5), asistencias (5,4) o tiros de campo (46%); cifras que redondean una temporada sencillamente espectacular. De auténtica élite y primera fila de la NBA. Blake ha vuelto con más recursos y efectividad. Ha vuelto a ser formidable, quizá más que nunca.

(Fotografía de portada: Gregory Shamus/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Clint Capela está jugando con problemas respiratorios en la serie ante Utah

Phoenix se reunirá con Monty Williams

Siguiente