El honorable esfuerzo de Blake Griffin: “Ha jugado con una pierna”

Un vendaje que le cubría gran parte de su pierna izquierda para proteger su maltrecha rodilla. Gestos de dolor, de rabia, de euforia cuando por momentos las cosas parecían salir bien. jugó literalmente cojo, “con una pierna”, como dijo su entrenador tras el Game 4. Y no sirvió para Detroit, barrido de la primera ronda del Este por los Bucks. No sirvió para evitar que los tengan el peor registro de derrotas consecutivas en unos playoffs de la NBA, donde no vencen desde 2008. Ni en el tercer ni en el cuarto duelo de la serie pudo hacer nada Griffin, activado para estos duelos en casa tras el 2-0 traído en contra de Milwaukee.

Y sin embargo, por encima de los resultados, que lo son casi todo en el deporte, queda el reguero del esfuerzo del número 1 del Draft de 2009, machacado históricamente por las lesiones, pero con los arrestos suficientes para jugar lesionado y tratar de brindar a su afición, que lo es desde inicios de 2018, un triunfo que finalmente no llegó.

“Ha jugado con el corazón y, básicamente, con una pierna. Luchó contra mucho dolor e hinchazón”, le alabó su entrenador, , en la rueda de prensa posterior al partido. “Creo que estábamos sextos (del Este) cuando empezó el dolor”, comentó sobre el inicio de los problemas en la rodilla para un Griffin y unos Pistons que terminaron cayendo hasta la octava posición del Este y tuvieron que luchar hasta la última jornada de la Temporada Regular, en el Madison, de cara a asegurar su presencia en los playoffs. “Jugó hasta que no pudo más”. Pero luego regresó para exprimirse en los playoffs. Dos partidos, el del sábado, 27 tantos,  y el de anoche, 22 puntos. “Le debemos mucho. Dio todo lo que tenía dentro a nuestro equipo. Es un ejemplo de liderazgo hacia los jóvenes”.

La afición de los Pistons tampoco es ajena a este trabajo, a este desempeño de Griffin. Cuando fue eliminado en la primera mitad del último cuarto por faltas, la afición del Little Caesars Arena lo tuvo claro. Ovación y gritos de “MVP, MVP”.  Al menos, Blake es su MVP.

¿Consecuencias futuras de forzar la rodilla?

No parecía preocupado en exceso ante este hecho Griffin, que cree que forzar la rodilla no tendrá consecuencias con vistas al futuro a corto plazo, esto es, sus entrenamientos de verano, y a medio plazo, la temporada 2019-20. El ala-pívot espera no perderse más del tiempo justo que le lleve descansar tras una temporada larga. Griffin, que dio un discurso a sus compañeros tras la eliminación para mostrarles lo orgulloso que estaba de ellos, cree que todos estos meses sin partidos serán algo positivo. “Será una larga post temporada y eso está bien, como la pasada, porque podré ir al gimnasio, trabajar y regresar preparado”.

(Fotografía de portada: Duane Burleson/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Los orgullosos Jazz evitan la barrida ante los Rockets

Segunda reunión Lakers-Tyronn Lue; ¿su contratación, más cerca?

Siguiente