La peligrosa, pero enmendable, tara de los Philadelphia 76ers

Han patinado de manera reincidente en los enfrentamientos ante rivales importantes del Este (3-8)

Qué rearme el de la Conferencia Este. Todos los equipos candidatos a algo mínimamente lustroso, salvo Boston, se reforzaron sobremanera de cara a lo que está por venir. Milwaukee, Toronto y Philadelphia incorporaron fichas a su tablero para disponer de aún más potencial en su búsqueda de movimientos hacia la herencia dejada por LeBron James. En especial, Philadelphia solidificó, en plural, sus filas añadiendo varios jugadores importantes que le sitúan como candidato a todo; aunque su principal tara esta temporada puede ser algo que ha pasado inadvertido hasta la fecha y que puede ser totalmente decisorio.

El conjunto de Brett Brown marcha en una posición más o menos estable; mejorable, sí, pero con ánimo de pegar un buen estirón en lo que queda de competición regular. Su récord actual (37-21, idéntico al de los Celtics) y sobre todo su quinto lugar en la clasificación del Este camuflan en cierta manera que son aspirantes a cualquier cosa; eso nadie debe olvidarlo. Si embargo, están cumpliendo casi al dedillo con un mismo patinazo una y otra vez esta temporada.

No son capaces de sacar apenas resultados positivos antes los principales candidatos al anillo en el Este.

Así, el récord de los ante los otros cuatro mejores clasificados en su conferencia es de un global de 3-8.

Enfrenamientos ante rivales del Este

  • VS Boston: 0-3
  • VS Toronto: 1-3
  • VS Indiana: 2-1
  • VS Milwaukee: 0-1

Los Celtics han podido de manera incontestable con su viejo amigo de Pensilvania. Aun cuando Kyrie Irving no pudo ponerse de corto para ser el salvavidas de los verdes, Boston dobló la renovada rotación de los Philadelphia 76ers. A propósito de esto, puede que algo tenga que ver que Al Horford sea uno de los jugadores que mejor defiende a Joel Embiid.

Cierto es que los Sixers han de acoplar todavía sus nuevos componentes (Tobias Harris, James Ennis, Jonathon Simmons, Boban Marjanovic o Mike Scott) para comprobar hasta dónde alcanza la carrocería que han adquirido. De cualquier modo, su plantilla es para aspirar a cualquier cota.

Quizá (esto es valoración personal) parten, como Milwaukee, un peldaño por debajo de Toronto y Boston en cuanto a rendimiento esperable en playoffs. La lógica sugiere esta idea dada la menor experiencia de su conjunto, sin embargo nada es descartable contando la calidad que se acumula en el vestuario de los Sixers.

El caso es que Philadelphia ha perdido bastante más que ganado ante los rivales clave del Este, siendo el caso más sonado el de los Celtics, quienes tienen memorizado el libro de agujeros de su rival.

En el Oeste

Por aquello de valorar el objeto de estudio con otra muestra más o menos concluyente, en la Conferencia Oeste los resultados tampoco son de fuegos artificiales.

El saldo final en la guerra por el Pacífico ha dado con un récord de 2-3 para los 76ers, habiendo conseguido dos victorias de prestigio ante los Warriors y Nuggets. La tónica tampoco es demasiado buena, eso sí.

  • Golden State: 1-0
  • Denver: 1-1
  • Oklahoma: 0-1
  • Portland: 0-1

Así, la tónica general es que a los, todavía faltos de rodaje, 76ers les cuesta sacar su mejor funcionamiento ante los rivales de mayor entidad. Sobre todo en el Este, sus enfrentamientos directos se han resuelto con alijos muy desfavorables. Este es un dato importante, muy a tener en cuenta, puesto que los playoffs no quedan tan lejos y que esta información podría definir el horizonte del equipo en la temporada.

De cualquier manera, en la rotación de Brett Brown se concentra talento y espíritu competitivo suficiente como para mutar esta dinámica cuando llegue la hora de la verdad. Deberá ser así si quieren triunfar; más si cabe dado que si los playoffs comenzasen hoy, Philadelphia se mediría en primera ronda ante Boston Celtics; la primera, en la frente.

*En una primera versión de este artículo se reflejaba que el récord de Philadelphia ante Toronto este curso era de 1-2 pero no es así; ambos equipos se han medido ya cuatro veces con un saldo de 1-3 para los 76ers.

(Fotografía de portada: Elsa/Getty Images)