La temporada 2019-20 de los Celtics: tanto y tan bueno por lo que sonreír…


“¡Al loro! ¡Que no estamos tan mal, hombre…!”.

El discurso de cierto expresidente del F.C. Barcelona —seguro auspiciado por una comilona— bien vale para levantar el ánimo de todo seguidor céltico que, en estos días, vuelva a sentir morriña de los años 60 y 80.

El pasado domingo, los Boston Celtics cayeron en las finales del Este ante Miami. Con la pantalla final tan cerca, una derrota siempre escuece. Es inevitable. Lo difícil es mirar al horizonte con esperanza. En el caso de Boston, no deberíamos hablar de tales dificultades pues su temporada no solo no es ningún fiasco, sino que ha sido un éxito.

Empezando porque los nuevos jefes del cotarro cuentan 22 y 23 años. Haber llegado tan lejos cuando tus líderes apenas estrenan fusil de asalto es ya un paso de gigante. Y eso sin contar que Boston ha disputado tres de las últimas cuatro finales de conferencia. En toda la NBA, solo los Warriors pueden decir lo mismo. No estará, pues, tan mal el temario cuando el recuento empieza con dos matices tan brillantes.


Para leer este texto completo y acceder a muchas más ventajas suscríbete a Extra nbamaniacs (nbamaniacs.com sin publicidad + podcast + textos especiales + newsletter + chat en Discord con redactores y otros suscriptores)

EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.