La temporada imposible de Stephen Curry

Habitualmente la NBA suele esperar hasta mediados los Playoffs para entregar el MVP de la temporada regular. Es el último premio individual que se entrega para así darle toda la importancia que tiene. Pero este año para qué esperar.

El MVP de la temporada 2015-16 tiene nombre y apellidos desde diciembre y solo ha habido que aguardar a abril para ver con qué números los recibirá su ganador. será elegido como el jugador más valioso de la NBA por segundo año consecutivo después de realizar una impresionante temporada, de las más grandes jamás realizadas sobre una cancha de baloncesto.

Contando con que el nuevo récord histórico de los Warriors de 73 victorias y 9 derrotas ya sería un gran aval para el mejor jugador de un equipo que ha logrado así, Curry ha desafiado cualquier lógica al completar la campaña más espectacular de un vigente MVP. Si fue elegido el año pasado haciendo menos tanto a nivel personal como colectivo, este año es imposible siquiera pensar que no se pueda convertir en el primer hombre votado de forma unánime como MVP.

Números que no mienten

Un repaso a sus números del año pasado y los de este curso:

  • 2014-15: 23,8 puntos, 7,7 asistencias, 4,3 rebotes, 2 robos, 48,7% TC, 44,3% T3, 91,4% TL, 32,7 minutos.
  • 2015-16: 30,1 puntos, 6,7 asistencias, 5,4 rebotes, 2,1 robos, 50,4% TC, 45,4% T3, 90,8% TL, 34,2 minutos.

La diferencia en puntos es de 6,3 puntos más por noche y según Elias Sports Bureau es la mejora más grande de un MVP de una temporada a otra superando los 4,5 puntos que aumentó en la campaña 1984-85.

Jugando 1,5 minutos más por noche que la temporada anterior ‘obligado’ por el deseo de romper el récord de los de las 72 victorias, Curry ha traducido ese tiempo en 3,4 tiros más por encuentro. Aún así, Curry solo es el 26º jugador de la liga en minutos por partido y el 20º en minutos totales, por detrás de otros nombres como , o .

Y hablando de minutos, no ha habido nunca un jugador que haya promediado a lo largo de una temporada al menos 30 puntos estando en pista 35 minutos o menos, ni, por supuesto, alguien que haya sido tan eficiente como él: su porcentaje de acierto efectivo teniendo en cuenta canastas de dos puntos, triples y tiros libres (eFG%) es del 63%, el mayor visto jamás para un hombre que haya promediado al menos 25 puntos por encuentro.

Más. Stephen Curry es el primer jugador de la historia que se une al club 50-40-90 (50% en tiros de campo 40% en triples, 90% en tiros libres) promediando al menos 30 puntos por partido, algo inaúdito.

De los 400 triples ya hemos hablado en un artículo aparte, una hazaña inconcebible gracias a un promedio de 5,08 triples por encuentro. ¿Cómo es posible promediar 5 triples por partido en la NBA con un 45% de acierto? Solo puedes hacerlo si te apellidas Curry y te llamas Stephen.

Para terminar. Curry es el tercer jugador de la historia que finaliza una temporada regular como líder en puntos y robos tras y . El MVP ha terminado entre los 10 mejores en puntos (1º), asistencias (10º), robos (1º), triples anotados (1º), porcentaje acierto tiros libres (1º) y porcentaje acierto triples (2º).

, cuando quieras.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Minnesota despide a Sam Mitchell

Los Wolves terminan el curso a lo grande

Siguiente