Las dos caras de Miami y otros datos de la jornada


Charlotte-Miami

  • Para una ciudad que llevaba 12 años sin ganar un partido de Playoffs, hacerlo por partida doble fue como entrar en éxtasis. El principal responsable del nuevo triunfo de los Hornets ante Miami fue Kemba Walker. El segundo jugador más mejorado de la temporada según la NBA rubricó su gran noche con 34 puntos. Sólo dos jugadores de Charlotte (en su primera etapa como Hornets) han anotado más puntos que Walker en un partido de Playoffs: Glen Rice en 1997 (39) y Jamal Mashburn en 2001 (36).

  • Los Heat han mostrado dos caras totalmente opuestas en lo que llevamos de primera ronda. En los dos partidos disputados en Miami, el equipo de Erik Spoelstra fue una auténtica máquina en ataque promediando 119,0 puntos de media y un 57.8% en tiros de campo, dando como resultado una estratosférica eficiencia ofensiva de 132.3 puntos por 100 posesiones y un ilusionante 2-0 inicial. En Charlotte, pero, hemos visto el reverso tenebroso: 82,5 puntos, 36,8% de acierto, 88,0 puntos por 100 posesiones y, por supuesto, dos derrotas.

RELACIONADO: Kemba Walker enciende Charlotte e iguala la serie

Oklahoma City-Dallas

  • Quizás según Mark Cuban solo uno de ellos es una superestrella, pero la pareja formada por Kevin Durant y Russell Westbrook sigue dando grandes noches a Oklahoma City. Contra Dallas, el dúo consiguió su noveno partido en Playoffs anotando al menos 30 puntos cada uno. Sólo los históricos Elgin Baylor y Jerry West, compañeros durante más de una década en los Lakers, superan a Durant y Westbrook con 24 partidos.

  • A estas alturas, las opciones de que Dirk Nowitzki gane su segundo anillo de campeón con Dallas parecen lejanas. El ala-pívot alemán volvió a quedarse lejos de las rondas finales tras la eliminación en primera ronda de sus Mavericks contra Oklahoma City. Pero una vez más Nowitzki fue el líder de su equipo por actitud y por rendimiento, promediando 20,4 puntos en estos Playoffs a sus 38 años. Sólo Kareem Abdul-Jabbar y Karl Malone consiguieron promediar más de 20 puntos en una post-temporada antes que Nowitzki.

RELACIONADO: Russell Westbrook fue el veneno de los Mavericks

Portland-LA Clippers

  • Mason Plumlee está añadiendo en estos Playoffs una capacidad de distribución de balón digna de ser parte de otra ilustre familia de pívots con una visión de juego privilegiada: los Gasol. Ante los Clippers, Plumlee sumó 10 asistencias a sus 14 rebotes y 3 tapones más propios de un jugador de sus características. Aunque sus 2 puntos le dejaron lejos del triple-doble, Mason Plumlee se convirtió en el primer jugador con al menos 10 rebotes y 10 asistencias en un partido de Playoffs con Portland desde el legendario Clyde Drexler en 1991.

  • La lesión de Chris Paul obligará a los Clippers a dar una responsabilidad extra a sus otros dos bases, Austin Rivers y Pablo Prigioni. Pero sustituir a uno de los mejores bases de la NBA va a ser un auténtico dolor de cabeza para su entrenador Doc Rivers. Ni Rivers (hijo) ni Prigioni han tenido una temporada regular especialmente brillante. De los jugadores aún en plantilla con al menos 20 partidos jugados en 2015-16, los dos bases son los únicos con un diferencial negativo entre eficiencia ofensiva y defensiva. Los Clippers presentan un balance negativo de 1,9 puntos por 100 posesiones respecto a sus rivales con Austin Rivers en cancha y de 2,1 con Pablo Prigioni.

RELACIONADO: Los Clippers pierden más que un partido en Portland


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.