Las múltiples caras de Trae Young


Su aspecto alfeñique y deshilachado esconde una bomba de relojería. Por talento y carácter. Este último le convirtió en el enemigo público número uno del Madison Square Garden durante la eliminatoria de primera ronda ante los New York Knicks. Entre rifirrafes, declaraciones y gestos de silencio dirigidos a los aficionados, fue su magia la que lideró a su equipo hacia las Semifinales de Conferencia, donde ahora se han instalado como la piedra en el zapato de los Philadelphia 76ers.

Los Atlanta Hawks se habían encargado expresamente de dinamizar la comprimida agencia libre de 2020 con una serie de movimientos capaces de impulsar al equipo. Nombres contrastados como los de Bogdan Bogdanovic, Danillo Gallinari o Rajon Rondo (ahora en los Clippers) recalaron en la plantilla con el objetivo de devolver a Atlanta la etiqueta de ‘Ciudad de Playoffs’.

No obstante, no son pocos los proyectos que se desmoronaron en el pasado a pesar de todas las premisas de éxito que dibujaban sobre un papel. Un camino que comenzaron a recorrer los Hawks. Las lesiones abrieron diversos boquetes en la nave de Atlanta y los problemas internos alrededor de la figura del head coach Lloyd Pierce no solo no ayudaron a achicar agua sino que aumentaron todavía más las dimensiones del problema.


Para leer este texto completo y acceder a muchas más ventajas suscríbete a Extra nbamaniacs (nbamaniacs.com sin publicidad + podcast + textos especiales + newsletter + chat en Discord con redactores y otros suscriptores)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.