LeBron James: esfuerzos tremendos que acaban pasando factura

En 2016 se daba por hecho que acabaría siendo elegido MVP de las Finales fuese quien fuese el equipo campeón. Solo una vez se había dado el caso que un jugador del conjunto perdedor de las Finales fuese elegido MVP ( en 1969), pero la demostración de LeBron estaba siendo tal que parecía imposible no designarle como el mejor jugador de las Finales.

En 2017 no parece que vaya a pasar lo mismo. Los números de James están siendo sobresalientes, pero el 3-0 con el que marcha Cleveland en contra desmonta cualquier argumento a favor de James como MVP. Y es que a pesar de que el alero de los Cavs ha tratado en cada partido de hacer lo imposible, parece que por un lado varios de sus compañeros no han estado a la altura y por otro que el cansancio hace mella.

James descansó más de lo habitual en los dos primeros partidos de las Finales una vez que estaba claro que Golden State saldría vencedor, pero sus 46 minutos en pista durante el tercer encuentro han dejado su media de minutos en estos tres partidos en 41,7 por noche. Sus promedios en la cancha son de 32 puntos, 12,3 rebotes, 10,3 asistencias, 1,3 tapones y 1,3 robos con un 55,4% en tiros de campo y un 38,9% en triples. Números magníficao a todas luces. Pero distribuyendo su aportación en dos apartados es cuando se ven ciertos patrones.

Puntos y efectividad por cuarto

Según ESPN Stats, LeBron James reparte su anotación de la siguiente manera en las Finales 2017:

  • Primer cuarto: 39 puntos, 70% acierto.
  • Segundo cuarto: 25 puntos, 71% acierto.
  • Tercer cuarto: 21 puntos, 40% acierto.
  • Cuarto cuarto: 11 puntos, 36% acierto.

La tendencia es evidente. James anota menos y con mucho menos efectividad según avanzan los partidos. Concretamente menos de un tercio de los puntos y casi la mitad de acierto comparando el primer cuarto con el último. James llega cansado a los minutos Finales, algo que quedó en evidencia en las postrimerías del tercer choque cuando los desperdiciaron una valiosa ventaja de 6 puntos y no anotaron en los últimos tres minutos.

La falta de ayuda

En global el despliegue de James en el tercer choque de las Finales fue magnífico. Con 39 puntos, 11 rebotes y 9 asistencias se quedó a un pase de canasta de lograr un nuevo triple-doble que le hubiera permitido superar el récord que comparte con Magic Johnson. Además, James contó con la ayuda de un impresionante Kyrie Irving —38 puntos sin triples— y de J.R. Smith con 16 tantos, pero nadie más aparte de esos tres jugadores alcanzó la decena en anotación.

Así es cómo se llegó a la estadística de que James fue el único titular de los de Tyronn Lue con un saldo positivo de +7 en la estadística +/- y que los Cavs como equipo obtuviesen dicho +7 con 46 minutos de LeBron en pista y un tremendo -12 en los dos minutos que James descansó.

Es la pescadilla que se muerde la cola. Si James descansa los Cavs se quedan sin opciones, pero si James no descansa en los finales de partidos no es tan decisivo como podría.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional sobre la NBA además de apoyar nuestra labor de forma directa.

Aquí te contamos más. ¡Únete!

Anterior

Cavaliers: 180 segundos de sequía que pueden costar un título

LeBron sobre los Warriors: “Nadie ha tenido este tipo de arsenal”

Siguiente