Lo mejor y lo peor de la 20ª semana en la NBA

Bienvenidos a una nueva edición de nuestra sección ‘Cinco contra cinco’. Toca el repaso a la 20ª semana de temporada regular en la NBA.

Los destacados

Damian Lillard es el rey de los infravalorados pero quizás DeRozan sería uno de los principales miembros de este selecto club ya que su nombre  no vende tantas entradas ni camisetas como otros y pasa desapercibido para muchos aficionados pero se está convirtiendo en una de las máximas estrellas de toda la NBA. Nadie sabe ya a dónde puede llegar ya que mejora semana a semana y ya es un genial anotador, con buenos porcentajes, sobre todo desde la línea de personal, a la que acude constantemente por penetrar mucho, y aporta en liderazgo y defensa como el que más. Respecto a su carrera, sube casi tres puntos de media en anotación respecto al año anterior y esta semana se ha salido con 31 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias de promedio, con un maravilloso partido ante Miami  Heat de 38-10-7 que ha llevado a Toronto Raptors a la semana perfecta con tres victorias en tres partidos. Desde Vince Carter nadie hacía un partido de esos números en la franquicia canadiense. Este verano será agente libre y podrá escoger su futuro y parece que más de media liga pujará por él con lo que tendremos un bonito culebron.

: Hasta enero la temporada de Aldridge en su nuevo equipo estaba siendo muy decepcionante, pero seguramente a esas alturas ni él ni Popovich estaban preocupados porque el plan estaba claro: llegar bien a esta parte del curso. Eso es lo que está pasando, que LaMarcus está siendo ahora el que era en Portland Trail Blazers. Sus números van aumentando junto a los de Kawhi Leonard, que también va poco a poco mejorando y esta semana San Antonio ha vuelto a hacer un pleno ganando todos sus partidos. El ala-pívot ha sido el mejor englobando los tres partidos, con unas medias geniales de 26 puntos, 9 rebotes y 3 asistencias. Es cierto que los Warriors están intratables y que han superado en sus duelos a los de Texas, pero los Spurs van a llegar muy enchufados a la post temporada.

: El jugador de Charlotte Hornets es otro que está subiendo como la espuma año a año y semana tras semana convirtiéndose en otro infravalorado que merece más mención de la que recibe. El equipo de Michael Jordan está en un estado de forma genial, ya son quintos en el Este y esta semana han ganado los cuatro partidos que han disputado. El base se ha salido otra vez con 28 puntos, 5 rebotes y 7 asistencias de media siendo ya muchas semanas en la que es protagonista positivo. Walker promedia 4 puntos más que el año pasado y además rebotea y asiste mejor, con lo que su progresión está siendo brutal. A estas alturas es una leyenda en su franquicia y se ha convertido junto a Jamal Washburn en el jugador que más veces anota 25 puntos y consigue 5 rebotes y 5 asistencias en un partido en la misma temporada con 12 en total. Ha superado al segundo en la lista que es Larry Johnson.

: Si a principio de temporada hubiesen preguntado a los aficionados de Memphis por su situación en marzo, ni al más cinéfilo se le habría ocurrido una película semejante. Su estrella Marc Gasol fuera por lesión, Randolph y Conley perdiéndose muchos partidos también, el anotador más prolífico —— en otro equipo y uno de los pocos que metía triples como Courtney Lee jugando en otro estado. Mucho más difícil asimilar que a cambio de todo han llegado jugadores con pocos puntos y dudosa conducta. Y como culmen el árbol al que agarrarse en este momento es Lance Stephenson, alguien que parecía perder ya el tren de la NBA. Poco a poco está volviendo el Lance de Indiana que tan mal ha rendido en Charlotte y Clippers. Desde su llegada a Tennessee promedia 14 puntos en 25 minutos por encuentro y esta semana se han quedado en el 50% en victorias y derrotas, lo cual no es tan mala noticia para el actual roster de Grizzlies. Stephenson ha hecho 17,5 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias por partido destacando los 33 puntos que le endosó a los Pelicans, siendo la segunda mejor cifra de anotación de un suplente en la franquicia tras los 41 de Miller. Con él vuelve la chispa, los bailes y las jugadas divertidas, buena noticia para todos los seguidores de la mejor liga del mundo.

: El mercado de fichajes finalizado tras el All-Star dejó pocas sorpresas. Ahora ya se puede analizar quién salió mejor parado y qué equipo ha perdido con los trueques. En el traspaso entre Orlando Magic y Detroit Pistons el beneficiado parece ser el equipo de la ‘Motown’ que ha conseguido un regular jugador como Tobias Harris. Por otra parte, ni Ilyasova ni Jennings están haciendo bien las cosas en Florida. Fue raro que Stan Van Gundy se desprendiese del jugador turco al ser un enamorado de los jugadores altos que salen a anotar de tres puntos, pero a cambio ha conseguido un mejor jugador que puede también anotar desde fuera pero que compensa mucho al equipo con su seriedad y regularidad. Esta semana ha sido buena para Detroit con dos triunfos y una derrota y Harris ha sido el más constante con 2o puntos, 7 rebotes y 2 asistencias de media. Van Gundy ha querido desprenderse de jugadores con más magia para conseguir sobriedad para un conjunto que sigue armándose bien a base de juventud.

Otros jugadores a destacar: Kyrie Irving, LeBron James, Kawhi Leonard, Carmelo Anthony, Devin Booker, DeMarcus Cousins, Anthony Davis, Klay Thompson, Dirk Nowitzki, DeAndre Jordan, Jrue Holiday, Kevin Durant, Luol Deng, John Wall, Marvin Williams, Andrew Wiggins, Russell Westbrook, Giannis Antetokounmpo.

Las decepciones

La temporada pasada todo eran alabanzas para el center francés que llegó sin nombre a EE.UU. y dio un puñetazo sobre la mesa sumándose a la élite interior defensiva de la liga. Incluso pudo llevarse el premio a mejor jugador defensivo y acabó frustrado por no conseguirlo. Este año debería haber dado un gran paso adelante, siguiendo con esa gran defensa, taponando más e incluso mejorando sus movimientos y sus números en ataque, pero se ha estancado y no ha dado el salto que todos esperaban. Es cierto que cuando él está en pista desvía muchos tiros y es clave para que Utah Jazz siga siendo un conjunto férreo pero si quiere llegar a ser estelar debe dar algún paso más. Esta semana ha sido mala para él en los cuatro partidos disputados, promediando 5 puntos y 12 rebotes, con sólo 2 tapones en total en toda la semana, algo muy por debajo de lo que nos tiene acostumbrados.

Si Tobias Harris ha salido bien parado con su traspaso y es feliz en Detroit, el turco ex de los Pistons seguramente no puede decir lo mismo, y ha pasado de ser un jugador importante con muchos minutos a jugar poco y ser poco protagonista en su nuevo equipo Orlando Magic. Esta semana han ganado sólo un partido de cuatro disputados contando con bajas importantes como la de Vucevic pero Ilyasova no ha sabido aprovecharlo y ha promediado 5 puntos y 5 rebotes por encuentro. Además deja una pésima estadística en el +/- con 37 puntos de desventaja de su equipo cuando él ha estado en la pista. En su caso no debe preocuparse si no triunfa en Orlando porque dadas sus características de jugador alto con gran tiro, puede encontrar hueco en numerosos equipos de la liga, pero parece demostrarse que los Magic no acertaron con este cambio.

Jeff Green: Jeff Green sigue desconcertando a sus entrenadores y esta vez ha sido Doc Rivers el que ha salido a hablar de él, y le ha pedido más consistencia y regularidad. Y es que Green está haciendo lo que hacía en Boston y en Memphis, mezclar buenos partidos con otros malísimos en los que ni aparece y este es el talón de Aquiles del jugador, que hace que no haya llegado a ser una súper estrella. Fue extraño que los Grizzlies se desprendiesen de él al ser alguien que puede anotar con facilidad, algo que necesitan en demasía, pero alguna razón tendrían para mandarlo fuera. Desde que llegó a Clippers anota y rebotea menos pero quizás se deba a que debe amoldarse a su nueva franquicia. Está alternando buenos partidos con otros horribles en los que anota menos de 5 puntos en 30 minutos, y si algo necesitan en la franquicia angelina es regularidad para poder optar al anillo este año.

Una fractura en el tobillo acaba con la temporada de Mayo, la que sin duda estaba siendo la peor de su carrera, la única en promediar menos de 10 puntos por encuentro. Poco queda ya del jugador talentoso que anotaba sin parar al lado de Rudy Gay en Memphis Grizzlies; ahora es un hombre con ciertos residuos de calidad, muy fan de la gresca y que aporta poco en ambos lados de la pista. Algo tiene cuando año tras año va teniendo minutos, incluso esta temporada ha robado el puesto de titular en muchas ocasiones a Michael Carter-Williams para jugar de falso base, pero es curioso que Milwaukee esté ofreciendo buena imagen desde que no están ellos dos y Antetokounmpo juega de ‘uno’ en muchos minutos. Parece que el guión adecuado es el que ha pasado, una lesión que le deja fuera hasta el año próximo.

Siguen pasando las temporadas en el equipo de Arizona y Tucker sigue con su puesto asegurado en el quinteto inicial. Los resultados no llegan y este año está siendo el peor de los últimos con numerosas lesiones y cambios en el conjunto pero él sigue manteniendo su sitio. Esta semana tres derrotas y ni siquiera un partido ganado dejan claro que quizás Jeff Hornacek no tenía la culpa de todo. P.J. Tucker ha hecho su peor semana como jugador de los Suns con 3 puntos y 3 rebotes de promedio por encuentro y sigue su descenso estadístico respecto al año anterior, bajando de 9,1 puntos a 6,9 y de 6,4 rebotes a 5,7 de media en el curso actual. Hasta febrero nadie había cuestionado nunca el rol de este jugador por ser alguien de carácter con buenas condiciones defensivas pero parece ser el momento adecuado para replantearse si debe seguir siendo tan importante de aquí en adelante tal y como van las cosas.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional sobre la NBA además de apoyar nuestra labor de forma directa.

Aquí te contamos más. ¡Únete!