Los 5 mejores jugadores de la historia de Chicago Bulls


Llega la hora de dar un nuevo paso en los top-5 de las franquicias NBA centrándonos ahora en la división central para ocuparnos de una de la organización que dominó en los 90, los Chicago Bulls.

Michael Jordan

La elección más obvia de todos los rankings. Michael Jordan es el mejor jugador de la historia de los Chicago Bulls y posiblemente de la NBA. Seis anillos con seis MVP de las Finales, cinco MVPs de la temporada, tres MVPs del All-Star, 10 apariciones en el mejor quinteto de la Liga, nueve elecciones para el mejor quinteto defensivo… Los hechos ya conocidos por todos hablan por sí solos.

Y eso es solo a nivel general de la NBA. Si nos centramos en la franquicia de Illinois estamos ante el jugador que más partidos ha jugado (930), que más puntos ha metido (29.277), que más rebotes ha capturado (5.836), que más asistencias ha repartido (5.012) y que más balones ha robado (2.306); liderazgos que repite en playoffs salvo por el apartado de rebotes, en el cual es superado por Scottie Pippen.

Con seis anillos en su haber, y tal como podemos ver en el documental ‘The Last Dance’, las actuaciones para la historia de Air Jordan se acumularon en las 13 temporadas que pasó como jugador de los Bulls; entre ellas tenemos el partido de la fiebre ante los Jazz, aquel tiro con el que eliminó a los Cavaliers en 1988 o los 41 puntos que promedió en las Finales de 1993 (el mayor de la historia de la competición).

El dato. Es el jugador que más veces ha terminado como máximo anotador de una temporada al hacerlo en hasta 10 ocasiones.

Scottie Pippen

Jordan fue enorme, ¿pero habría llegado a conseguir todos sus éxitos sin Scottie Pippen? Él mismo admite que no. Aunque todos sabían que Michael era el jefe, el estatus de Pippen en los Bulls no le andaba a la zaga. Llegando al equipo como número 5 del draft de 1987, poco tardó en convertirse en el escudero perfecto de Jordan, junto a quien marcaría la época más gloriosa de la franquicia de Illinois.

Pippen es junto a Jordan el único jugador que estuvo en los seis anillos que consiguieron los Bulls en ocho años; y no como espectador, sino como protagonista de una historia en la que estuvo en cada una de esas temporadas por encima de los 17 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias de promedio. Y por supuesto no podemos dejar de hacer mención al primer curso que pasó sin Jordan; una temporada 1993-94 en la que se fue hasta los 23 puntos, 8,7 rebotes, 6,6 asistencias y 2,9 robos para conducir a un balance de 55-27 y llegar hasta las semifinales de conferencia, donde perdió por 4-3 ante los Knicks.

Dejaría el equipo en 1998 tras ser siete veces All-Star, formar parte del mejor equipo de la Liga en tres oportunidades y ser elegido para el mejor quinteto defensivo en otras ocho (todas menos una con los Bulls). Hall of Fame con su número 33 retirado en el United Center, Pippen es el segundo jugador con más partidos disputados en la historia de la organización con 856, así como quien más triples ha anotado en playoffs con un total de 161.

El dato. Concluiría su carrera consiguiendo 21 triples-dobles, 17 en temporada regular y 4 en playoffs.

Derrick Rose

La historia de lo que pudo ser y no fue. El MVP más joven de la historia –premio que logró en 2011–, es uno de esos chicos que han visto como les lesiones daban al traste con una carrera que parecía destinada a codearse con las de los mejores de la historia de la NBA.

En aquella histórica temporada, la 2010-11, Rose firmaría un promedio de 25 puntos, 7,7 asistencias, 4,1 rebotes y 1 robo para ser elegido el mejor jugador del curso en su tercer año en la Liga. Condujo a los de Illinois hasta las 62 victorias y se quedaría a un paso de las Finales al perder por 4-1 ante los Heat de LeBron James. En ese momento todo indicaba que marcaría una época. Sin embargo, toda esperanza saltaría por los aires en el primer partido de la postemporada de 2012, cuando cayó gravemente lesionado. No jugaría en toda la temporada 2012-13 y en la 2013-14 solo disputaría 10 encuentros antes de volver a ver obligado a dejar las pistas por un problema de menisco. Volvería a jugar con Chicago en las campañas 14-15 y 15-16, pero no volvería ser el mismo.

Con la franquicia de Ilinois fue elegido Novato del Año en 2009, tres veces All-Star (2010, 2011 y 2012), e incluso llegaría a formar parte del mejor quinteto de la NBA en 2011. Un jugador nacido en Chicago, que triunfó en Chicago y que lloró en Chicago.

El dato. Fue elegido en hasta dos ocasiones mejor jugador del mes, algo que solo han hecho además de él Michael Jordan, Scottie Pippen y Jimmy Butler.

Horace Grant

Volvemos a la anteior época, y es que los Bulls fueron el mejor equipo de los 90 con mucha diferencia. Sin embargo, para hablar de Horace Grant vamos a remontarnos a finales de los 80, a esos años en los que los de Illinos chocaron constantemente con los Pistons para curtirse y terminar siendo el equipo campeón en el que se convirtió.

Elegido como número 10 del draft de 1987 –el mismo en el que llegó Pippen– Grant se haría con la titularidad en los Bulls en su segundo año en el equipo, puesto que no perdería hasta abandonar la franquicia en 1994 con un promedio de 12,6 puntos, 8,6 puntos, 2,4 asistencias y 1,1 tapones. Junto a Jordan y el mencionado Pippen sostuvo a un equipo que sufriría tres reveses consecutivos ante Detroit antes de lograr destronarlo y enlazar tres anillos entre 1991 y 1993.

Al igual que ocurriese con Pippen –como es lógico– sus mejores números llegaron en la campaña 1993-94, la única que pasaron al completo sin Michael Jordan. En dicho curso promediaría 15,1 puntos, 11 rebotes y 3,4 asistencias para llegar a ser All-Star. No obstante, si algo destacó de él fue una capacidad defensiva que hizo de los Bulls un equipo aún más imbatible. Durante cuatro campañas entró en el segundo mejor quinteto defensivo de la NBA.

El dato. Es el tercer jugador con más rebotes en la historia de la franquicia en playoffs con un total de 958.

Jerry Sloan

Cerramos este top con el apodado The Original Bull. Jerry Sloan, quien llegó a la NBA en 1965 como miembro de los Washington Bullets, fue la primera elección de la franquicia de Illinois en el draft de expansión de 1966. No se equivocaron. Con un baloncesto en el que el esfuerzo sobre la pista estaba por encima de cualquier otro detalle, Sloan se ganó a aficionados y organización clasificándola para playoffs en hasta ocho ocasiones.

En las nueve temporadas que pasó con el equipo promedió 14,7 puntos, 7,7 rebotes, 2,6 asistencias y 2,2 robos y fue dos veces All-Star mientras ayudaba a que la franquicia lograse su primer y único título de división hasta la llegada de Michael Jordan. Su fantástica trayectoria vivió sus mejores momentos a nivel colectivo en los años 1974 y 1975, cuando se quedó a un paso de las Finales al caer primero ante Milwaukee Bucks por 4-0 y al año siguiente con Golden State Warriors por 4-3. Los Bulls recompensaron su dedicación y logros con el equipo retirando su número ‘4’ en 1978, siendo así el primer jugador que conseguía tal honor.

El dato. Fue elegido en cuatro ocasiones para formar parte del mejor equipo defensivo de la Liga.

Otros jugadores en consideración

Llega el momento de hablar de esos otros jugadores que han sido enormemente relevantes en la historia de los Chicago Bulls. Remontándonos a los primeros años de su historia abrimos fuego con Chet Walker, un jugador que pasaría los últimos años de su carrera con ellos superando los 19 puntos y 5 rebotes de promedio. Junto a él en esa primera mitad de los 70 estuvo Bob Love, quien promediaría 21,3 puntos para tener actualmente retirado el número 10 que lució con los de Illinois, y Norm Van Lier, un tres veces All-Star. Dando un pequeño salto al frente nos lleva hasta el principio de los 80 no podemos obviar a un Hall of Fame como Artis Gilmore, quien sería All-Star en cuatro ocasiones con el equipo.

Y llegamos a la era Jordan. En ella, y hablando de la primera etapa (tres primeros anillos) debemos destacar a chicos como B.J. Armstrong o John Paxson, quien metería algunas canastas importantísimas en el exitoso camino del equipo. Ya en el segundo periodo (tres últimos anillos), tampoco pueden faltar en esta lista Dennis Rodman, quien dio un enorme impulso defensivo a la plantilla en los tres años que pasó con los Bulls, y Toni Kukoc, un finísimo jugador balcánico que sería mejor sexto hombre de la NBA en 1996.

Dejando atrás la era Jordan, es momento de poner el acento en chicos como Kirk Hinrich, jugador con más triples en la historia de la franquicia con 1.049; Ben Gordon, quien pasaría cinco años en el equipo promediando 18,5 puntos con más de un 40% en triples; Luol Deng, un 2 veces All-Star que disputaría 10 campañas con Chicago; Joakim Noah, también dos veces All-Star con los Bulls; Jimmy Butler, un número 30 del Draft que se convirtió en All-Star con los de Illinois


Mientras dure la crisis por el coronavirus publicaremos diariamente varios contenidos independientes de la actualidad. Bucearemos en la historia de la NBA, tanto en la reciente, como en la de todas las décadas anteriores. Aprovecharemos este parón de la competición para conocer mejor a los equipos, los jugadores, los entrenadores, los directivos, los partidos llamativos, los pabellones y los equipos históricos por una u otra razón. Lo haremos aquí y en Extra nbamaniacs, lugar donde seguiremos publicando contenido especial libre de publicidad para que los lectores puedan seguir apoyándonos directamente.

Todo este plan editorial lo llevaremos a cabo para entretenernos y pasar mejor estas semanas de encierro que nos quedan a casi todos. ¡Salud!

Anterior equipo analizado: Detroit Pistons. Próximo equipo: Indiana Pacers.

(Fotografía de Jonathan Daniel /Allsport)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.