Los cinco mejores contratos de la NBA firmados en 2017

Con el parón del All-Star, es momento de repasar en este punto de la temporada cuáles han sido, hasta ahora, los mejores y los peores contratos firmados en el pasado mercado veraniego. Hemos decidido hacer una selección de los cinco más rentables y los cinco que lo han sido menos. Hoy, segunda entrega, los cinco mejores contratos acordados en el verano de 2017, en orden descendente del quinto mejor al mejor de todos.

El método

A la hora de buscar los mejores contratos firmados durante 2017 nos fijamos en varios apartados. No queríamos premiar solo a los contratos más económicos por el simple hecho de serlo ni tampoco obviar a los mejores jugadores de la Liga debido a que cobran los salarios más altos. De igual manera creemos importante echar un vistazo a la duración de los contratos: hay acuerdos que pueden ser excelentes para un año y otros que mejoran su perspectiva si son para varias temporadas. Por supuesto también miramos a los novatos ya que este año hay algunos que sus contratos pueden acabar resultado gangas impresionantes en los próximos cursos.

El Top-5

5) Contrato económico y gran rendimiento.

Ha resurgido en la mediocridad que es Memphis, que incluso buscó hacer mercado con él en febrero, una vez la temporada se iba por la ventana para los Grizzlies. Los de Tennessee estuvieron finos el pasado mes de julio al firmar al Novato del Año 2010 por un curso y 3,3 millones. Por encima de los resultados colectivos del equipo, Tyreke Evans registra sus mejores números desde esa campaña de rookie. Y eso que se ha perdido algunos encuentros, apartado del plantel entre finales de enero y principios de febrero porque Memphis quería sacar algo a cambio por él antes de que quedara libre en julio. No lo lograron, así que volvió a la acción para ser de las pocas buenas noticias de los Grizzlies en este curso para olvidar. Y en verano, agente libre sin restricciones y caché muy elevado. Evans promedia 19,5 puntos, 5,1 rebotes, 5,0 asistencias y 1,0 robos por partido.

4) Contrato con buena relación calidad precio de un jugador que siempre suma.

En la locura millonaria de este verano de 2017, casi a la altura de lo vivido en 2016, un nombre asomó como uno de los grandes beneficiados de la bonanza económica: Joe Ingles. El australiano pactó una renovación en Utah de cuatro temporadas y 52 millones en total. Para muchos visto entonces como un dispendio por un jugador que había promediado en su mejor curso NBA unos guarismos de 7,1 puntos por duelo, la 2017-18 ha terminado por dar la razón a los rectores de los Jazz. Ingles cobra 14,1 millones en esta temporada, pero cada centavo le sale rentable a los de Salt Lake City, toda vez que el de Australia ha incrementado sus prestaciones hasta los 10,8 tantos por choque y, dentro de la racha del actual 11-0 de Utah, se ha convertido en la piedra esencial del quinteto, con diez de esos once encuentros en anotaciones de diez o más puntos y cuatro de ellos en la barrera de veinte o más créditos anotadores. Ahora mismo, Utah no se entiende sin él.

3) Contrato por el mínimo salarial, rendimiento ideal como jugador de rol.

Veterano como la copa de un pino, eficiente y barato. ¿Qué más se puede pedir? Es el jugador que todo equipo necesita en su rotación, por muy a tópico que suene. No busquen números excelsos en su carrera, porque no los tiene, pero es un cerrojo defensivo que da muchísimo atrás a los Rockets. Y a Houston llegó este verano por el mínimo salarial para un jugador de su experiencia (2,1 millones en la 2017-18). Ha respondido con 40 partidos y 27 minutos de media cargados de intensidad defensiva fundamental para quitar de ese trabajo a estrellas como James Harden.

2) Contrato muy económico para un novato y gran futuro.

Uno de los robos del Draft. Novato barato e inteligente maniobra de los Lakers, que lo adquieron junto a Brook Lopez y a cambio de los contratos de D’Angelo Russell y de Timofey Mozgov. El resultado, uno de los mejores rookies de la camada de 2017 y a coste casi inexistente si se tienen en cuenta sus servicios. Kuzma promedia 15,7 puntos, 5,9 rebotes y 1,8 asistencias en 29,5 minutos para 56 partidos disputados, 21 de ellos de titular. ¿Y la ficha? Como primera ronda tardía del Draft (número 27), los Lakers le firmaron un contrato bajo la escala salarial del novato, que habla de dos años completamente garantizados, por solo 1,42 millones de dólares en esta 2017-18 y 1,68 millones en la 2018-19. Como presumiblemente los Lakers ejercerán las opciones de renovación que poseen para la 2019-20 (1,97 millones) y para la 2020-21 (3,5 millones), estamos hablando de disfrutar de uno de los grandes futuros de la liga a cambio de apenas 9 millones de dólares por cuatro campañas. Si esto no es una ganga…

1) Uno de los mejores de la NBA cobrando algo menos del máximo salarial.

Sentimos no ser novedosos en este apartado. La nómina de Durant es cara, pero conseguir que el MVP de la Finales y una de las piezas más diferenciales de la NBA siga en tu equipo por 25 millones de dólares para la 2017-18 es algo notable… y rentable. Durant, tras ganar el anillo con Golden State, renunció al año de acuerdo de los dos que había firmado en 2016 y se convirtió en agente libre. Renovó con los Warriors por una cantidad menor a la suscrita un año antes, cuando llegó procedente de los OKC. Entonces, ese contrato 1+1 reflejaba para KD 54,3 millones de dólares y dos campañas. Su nuevo acuerdo le reportará menos dinero (53 millones por dos cursos, aunque el 2018-19 bajo player option), por lo que conseguir renovar a tu MVP por menos dinero del que ganaba y tenía derecho a exigir es un éxito, que se ha convertido en una muestra de rentabilidad posterior, toda vez que Durant sigue en unos números espectaculares de 26,0 puntos, 6,8 rebotes y 5,5 asistencias por duelo.

Menciones especiales

Al igual que ocurre en la lista de los cinco peores contratos, la de los mejores sigue siendo subjetiva por muchos datos que se tengan en cuenta. Así pues, se quedan fuera de este Top-5 nombres que hemos valorado como Justin Holiday, Jeff Green, T.J. Warren, Jonathon Simmons o novatos como Jayson Tatum y Donovan Mitchell. La lista con la inmensa mayoría de contratos firmados en la NBA en verano de 2017, rookies aparte, se puede consultar aquí. La lista de los jugadores de la clase de 2014 renovados antes de la fecha límite de octubre se puede consultar aquí.

Mariano Galindo y Elio Martínez colaboraron en la redacción de este artículo.